Actualidad

Familias jóvenes, con más de dos hijos y en paro buscan guardería

Perfil de solicitantes de las escuelas infantiles de Casa Caridad

Perfil de solicitantes de las escuelas infantiles de Casa Caridad

Publicidad

Las escuelas infantiles de Casa Caridad han recibido un total de 178 solicitudes para el curso 2019-2020, el doble que las plazas libres disponibles. Un año más, este recurso que ofrece educación gratuita a alumnado de uno a tres años de familias con escasos recursos y, que en algunos casos, se encuentran en situación de exclusión social, vuelve a registrar una demanda muy alta por encima de las 90 plazas ofertadas para este curso. El perfil medio del demandante es el de familia biparental menor de 36 años, de origen extranjero, con más de dos hijos y con uno o los dos progenitores desempleados.

La asociación cuenta con una escuela infantil en Torrent y dos en València en las que las familias no tienen que abonar ningún gasto de matrícula, comedor, uniforme o material escolar. En el caso de Torrent, se han recibido 47 solicitudes-1,6 peticiones por plaza libre-, mientras que en el centro de Pechina se han recibido 56 demandas para alguna de las 18 plazas -tres por cada plaza disponible, y en la escuela «Obra Social la Caixa» de Benicalap se han atendido 75 solicitudes, -dos peticiones por plaza disponible-.

«La demanda de plaza en nuestras escuelas infantiles sigue siendo muy alta. Este recurso está dirigido a padres y madres en situación de vulnerabilidad o con escasos ingresos económicos que, además de recibir una escolarización gratuita para sus hijos, encuentran un espacio donde les atendemos y ayudamos a buscar soluciones a sus necesidades», indica Luis Miralles, presidente de Casa Caridad.

Así, según los datos elaborados por el departamento de Trabajo Social de las Escuelas Infantiles, para este curso se han recibido solicitudes de más de 20 nacionalidades. El 17 por ciento de estas solicitudes son de progenitores de origen español, principalmente de la Comunitat Valenciana, destacan las de procedencia subsahariana, África Occidental y Latinoamérica. En concreto, el 16 por ciento son de familias procedentes de Nigeria, 12 por ciento de Marruecos, 7 por ciento de Venezuela y 6 por ciento de Ecuador y Bolivia. Destaca este año que han vuelto a crecer las solicitudes de familias en régimen de protección internacional de países como Venezuela, El Salvador, Honduras, Ucrania, Cuba o Colombia.

Publicidad

«Nuestro equipo docente trabaja en compensar los efectos que las desigualdades de procedencia, culturales o sociales pueden ocasionar para que no se altere el plan de aprendizaje y la evolución de nuestro alumnado. Además, nuestras educadoras se ocupan de detectar y atender las necesidades específicas de apoyo educativo al alumnado que lo precise en colaboración con el entorno familiar», señala Pablo Yániz, responsable de Trabajo Social de las Escuelas Infantiles.

Publicidad

Desempleo y nivel de estudios

Según los datos de Casa Caridad, más del 58 por ciento de las familias demandantes de este servicio está en situación de desempleo. En el caso de las mujeres, el porcentaje sin empleo se sitúa en el 74 por ciento y en los hombres en el 42 por ciento. Además, en aquellas familias donde alguno de sus componentes tiene trabajo muchos de ellos son sin contrato. Del estudio también se refleja que alrededor del 30 por ciento de las familias no tienen ingresos estables y reciben puntualmente ayudas de los servicios sociales o de su entorno más cercano.

En cuanto a la formación, hay que señalar que el 14 por ciento de los solicitantes tienen estudios universitarios, el 37 por ciento Primarios, el 32 por ciento Secundarios y el seis por ciento no tiene ningún tipo de estudio.

Familias jóvenes y biparentales

El estudio elaborado por los trabajadores sociales de Casa Caridad recoge que el 72 por ciento de las familias son biparentales por el 28 por ciento monoparentales. Respecto al número de hijos, el 38 por ciento de las familias que han demandado plaza en las escuelas infantiles tienen más de dos niños. Por lo que respecta al rango de edad, uno de cada tres solicitantes de este recurso es menor de 30 años.

Publicidad

En cuanto al tipo de vivienda, dos de cada tres solicitantes está en régimen de alquiler. «Muchas de estas familias tienen problemas para hacer frente a los gastos que conlleva una vivienda. Para respaldar a estas familias contamos con el programa de Ayudas Sociales a través del cual tramitamos ayudas para hacer frente a una situación excepcional como pueden ser sufragar deudas con facturas, mensualidades o pago de tasas administrativas», apunta Pablo Yániz.

Programa Escuela-Familia

Las Escuelas, que siguen el programa formativo de la Conselleria de Educación, también sirven para atender a las familias y trabajar con ellas en planes para mejorar su situación social y laboral. «En Casa Caridad llevamos muchos años trabajando en la educación de estos niños pero también con sus padres y madres a través del programa Escuela-Familia con talleres formativos y de orientación laboral para responder a sus necesidades emocionales y sociales, y mejorar sus habilidad y capacidades para mejorar su calidad de vida», explica Pablo Yániz.