González Pons dice que él no abriría la nueva tele mientras queden barracones

El exconseller afirma que los colegios de Ciegsa tuvieron sobrecostes por la adjudicación en lote, la enorme inmigración y la aprobación sobre proyectos base y no de ejecución

Esteban González Pons considera que Ciegsa era necesaria y que, bajo su mandato, actuó de acuerdo a la ley
Esteban González Pons considera que Ciegsa era necesaria y que, bajo su mandato, actuó de acuerdo a la ley

El exconseller de Educación y actual eurodiputado, Esteban González Pons, compareció ayer en la Comisión de investigación parlamentaria sobre la actividad de Ciegsa, y aprovechó para mostrar su opinión en forma de ruego a los partidos del actual gobierno: «yo no haría la nueva televisión mientras quede un barracón en un colegio».

Pons dijo que él lo hizo así nada más llegar a la Conselleria en 2003, cuando decidió no hacer la «piel del Ivam y reducir el presupuesto destinado a cultura para quitar los barracones». El veterano político explicó que su propio partido le enmendó los presupuestos de su Conselleria en el debate parlamentario. Explicó que los sobrecostes que hubo en la construcción de colegios por parte de la empresa pública Ciegsa «durante mi etapa al frente» se debieron a tres factores fundamentales. Por una parte la adjudicación en lotes que hace que los sobrecostes sean más difíciles de controlar. Por otra parte, el boom de la inmigración: «en 2003, después de empezar el curso y con las plazas distribuidas, hubo que escolarizar a 10.000 niños que llegaron de todos los países, lo que suponían 300 aulas más de lo previsto a principio de curso».

Y por último, apunto a la aprobación de las obras mediante proyectos bases en lugar de proyectos de ejecución.

Respecto a la plantilla laboral de Ciegsa, explicó que trató de conciliar «todas las almas de mi partido» y añadió que «si ustedes son capaces de imaginar la peor crisis política, no llegará ni a la mitad de la que se vivió el primer año de gobierno de Francisco Camps».

González Pons consideró que «ciegsa era necesaria porque en diez años el PSPV solo construyó 77 colegios, y además, había que aplicar la Logse».

Por ultimo señaló que el Consell ha pedido créditos al Banco Europeo no computables como deuda parta hacer colegios: «eso es lo mismo que era Ciegsa».

Por su parte, el abogado Manuel Broseta también compareció en la comisión y dijo que trabajaba parta la Generalitat desde tiempos de Lerma, «aunque no es mi mejor cliente, supondrá un 3 o 4 de mi facturación» y dijo que las cosas en Ciegsa se hacían bien.

Por o que respecta a los exrepresentantes de Cleop también citado, Carlos Turró excusó asistencia y Alejandro Serra se negó a contestar por estar imputado.