Música

«Hay que concienciar más al público del valor que tiene la música»

María Martínez Iturriaga. LA MEJOR ESCUELA DE MÚSICA DEL MUNDO Junto al Palau de les Arts se sitúa el campus de la Berklee, el único fuera de Boston. María M. Iturriaga es su directora ejecutiva desde el pasado mes de marzo.

-Apostasteis por Valencia en 2012 como ciudad donde abrir el segundo campus de Berklee, cuatro años después, esta ciudad ha cumplido vuestras expectativas?

-Había varias razones por las que nosotros queríamos abrir un campus en Valencia: en primer lugar, tiene una comunidad de músicos muy rica, es la ciudad que tiene más músicos per cápita en toda Europa y es una cantera de grandísimos músicos sobre todo en las secciones de viento. Además, desde aquí estamos conectados con todas las culturas y músicas del mediterráneo y del norte de África. A su vez, estamos en contacto con las industrias musicales de toda Europa y se crea un puente natural con Latinoamérica. Valencia en concreto, es una tierra de músicos. Esperemos que esta relación con la ciudad siga creciendo porque nos sentimos muy acogidos.

-De qué nacionalidad provienen la mayoría de alumnos?

-Una gran parte vienen de los Estados Unidos. Entre un quince y un veinte por ciento de Latinoamérica. Otro 15 por ciento de Europa y el resto de Asia (de Corea, India, China...) y algún pequeño porcentaje de Medio Oriente y de África. Hemos tenido alumnos de Egipto, de Siria, de Jordania... Depende de cada año.

-El programa educativo que ofrecéis es un programa cerrado o se adapta a los diferentes talentos de cada alumno?

-Se adapta bastante, sobre todo en comparación con otros programas más tradicionales. Por ejemplo, el curso de Contemporary Performance -que es el máster de interpretación- recibe alumnos de todos los instrumentos y estilos posibles. Nosotros acogemos a todas estas disciplinas y todos estos «background» que trae la gente y la idea es que se produzca esta amalgama de estilos que juntos creen cosas que nunca antes se habían creado. En ese sentido, es un desafío para los profesores porque tienen que saber darle forma y sacar lo mejor de estos talentos. A su vez, tienen que ser muy creativos a la hora de darle salida a esta mezcla de estilos y de talentos. En ese sentido, es un ejemplo de cómo Berklee se adapta para aprovechar y dar lo mejor de lo que trae cada alumno, sea cual sea su proveniencia.

-¿Piensas que en España la industria musical está infravalorada o «dejada de lado» en comparación con otros países?

-En España hay muchísimo talento, eso es muy importante porque sin él es mucho más difícil construir algo que tenga valor. La crisis que se ha vivido con la industria discográfica y con el cambio digital es algo que todavía todos los paises están intentando dilucidar cuáles son los modelos de negocio de la industria donde se pueda monetizar el valor artístico y los contenidos de los creadores. España es un modelo a nivel mundial en muchas cosas como son los festivales, es un referente internacional como destino para estos eventos. No obstante, sí que creo que hay que concienciar más al público en general del valor que tiene la música en vivo y la música como parte del entramado social y de lo que puede representarnos como sociedad.

-¿Qué tipo de prueba pasan los estudiantes que quieran cursar un máster en Berklee?

-Para hacer el máster todos tienen que venir con el título superior y la carrera terminada. Aparte, hay algunas pruebas que están diferenciadas en función del máster al que aplican.

Hay pruebas de inglés (porque tienen que tener el TOFEL), también tienen que escribir una redacción explicando por qué quieren estudiar este master, y normalmente tienen que entregar un portafolio con sus trabajos demostrando cuál es su formación anterior. La intención es poder tener el material y los elementos para poder evaluar sus capacidades para un máster concreto.

-También ofrecéis el programa Study Abroad con el que alumnos del Campus de Boston pueden venir a Valencia a cursar un semestre...

-Sí, esta es una experiencia única para ellos, porque forma parte de su educación como artistas. El salir de su entorno, vivir en una ciudad totalmente diferente, convivir y relacionarse con personas de otras culturas... esto enriquece mucho su lenguaje creativo. Se convierten en personas con una visión del mundo diferente porque les da una perspectiva más allá de lo que ellos podrían ver cada uno en su región. Además, es un programa que tiene mucho éxito, hay alumnos que quieren repetir y con lo cual se quedan un segundo semestre, Además, aquí al ser un campus más pequeño, la relación es mucho más cercana.

-¿Existe la posibilidad de que los alumnos de Valencia se desplacen a Boston a cursar un semestre?

-No, porque aquí tenemos alumnos de máster. Más adelante, a partir de septiembre de 2017 se va a poder empezar a estudiar aquí en Valencia la carrera de Berklee. Es decir, cualquier persona que quiera cursar la carrera podrá empezar en Boston o en Valencia.

-Hace dos semanas celebrasteis la «semana Berklee» donde los alumnos expusieron sus mejores trabajos y que culminó con la «Nit de Berklee», el concierto de graduación. ¿Qué acogida tuvieron estos eventos?

-Tuvimos a gente preguntando toda la semana por las actividades y el broche final de la Nit de Berklee fue espectacular. Además, para nuestros alumnos fue una experiencia única poder actuar en un escenario con todo este publico, no solo sus familias y todo el equipo de Berklee, sino toda la gente y el público que vino a verlos. Vimos que los alumnos dieron el 200 por ciento, ha sido la mejor actuación que han hecho en todo el año, las composiciones eran temas originales suyos en la mayoría. Fue muy emocionante entrar en esa comunión con el público de Valencia, no podíamos haber tenido un final de curso mejor.