Imelsa muestra sus árboles en un congreso mundial

Los artistas Paco Roca y Fernando Fueyo participan en la exposición que se inaugura el próximo viernes

La Diputación de Valencia, a través de su empresa pública Imelsa, presentará su exposición sobre Árboles Monumentales el próximo 4 de octubre durante la primera jornada del Congreso Mundial del Tierras Salvajes (Wild10) que se celebra hasta el día 10 en Salamanca.

El diputado de Empresas Públicas, Rafael Pérez, destacó «el altísimo nivel» de esta muestra, que cuenta con la participación de figuras de gran prestigio en el mundo del arte, como el acuarelista Fernando Fueyo y el dibujante e ilustrador Paco Roca.

Por su parte, el director del Departamento de Árboles Monumentales de Imelsa, Bernabé Moya, afirmó que la repercusión internacional que tiene este congreso constituye una «magnífica» oportunidad para el programa Grandes Árboles para la Vida, cuyo objetivo estratégico es la comunicación y la difusión de los espacios incluidos en la Red Natura 2000.

En este sentido, destacó «la sinergia y el buen entendimiento entre Imelsa y la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, que hace que ambas Instituciones puedan sumar fuerzas y caminar de la mano para lograr que la sociedad se conciencie de la importancia de respetar y promover nuestro entorno natural, para mejorar así la relación entre el hombre y la tierra».

El proyecto «Bigtrees4life: el valor de los árboles viejos y los bosques maduros en la salvaguarda de la biodiversidad», que cuenta con un presupuesto de más de un millón de euros, tiene como objetivo principal incrementar la protección y mejorar la conservación de los árboles monumentales y los bosques maduros en los territorios con influencia de la red Natura 2000 y la Red de Espacios Naturales.

«Bigtrees4Life» toma como referencia los trabajos realizados de manera conjunta entre la Corporación provincial y la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, a través de las distintas colaboraciones desde el año 2009.

Este programa «Life+» ejecutará diferentes acciones de comunicación, sensibilización e información para concienciar a la sociedad española sobre la importancia de estos espacios, testigos del cambio climático, generadores de paisaje, dinamizadores sostenibles de las economías rurales y herramientas de educación medioambiental.

Asimismo, advierte de las amenazas para su conservación y se reforzará la necesidad de impulsar medidas legales efectivas de protección.

Las líneas de actuación abarcan tres grandes áreas: la conservación de los árboles viejos y los bosques maduros como reductos de biodiversidad; el refuerzo de la economía en zonas rurales; y la creación de una Red Europea de Intercambio de Conocimientos sobre los Árboles Singulares y Bosques Maduros.