Juan Roig duplica su apuesta por el emprendimiento

Lanzadera, la aceleradora impulsada por el empresario, convierte 80 proyectos de jóvenes emprendedores en realidades empresariales

Ayer fue la inauguración de la nueva temporada de Lanzadera con la presencia de su presidente, Javier Jiménez

Lanzadera, la aceleradora impulsada por el empresario, convierte 80 proyectos de jóvenes emprendedores en realidades empresariales

Lanzadera, la aceleradora impulsada por el empresario valenciano Juan Roig, demuestra un año más su compromiso con el emprendimiento juvenil. Ellos otorgan su idea, conceden su esfuerzo, la pasión, el talento y las ganas, y a cambio reciben el asesoramiento de profesionales de amplia y reputada experiencia.

Un proyecto ambicioso a la par que emocionante para todos aquellos jóvenes que gracias a la oportunidad que les brinda la Marina de Empresas «comparten espacio en una vibrante atmósfera de intercambio de conocimientos y de colaboradores conjuntas», relató ayer Javier Jiménez, director general de Lanzadera, con motivo de la inauguración de la nueva temporada.

Un arranque de curso que comienza, no solo aumentando sino duplicando su apuesta por el futuro empresarial valenciano. En tan solo un año el número de proyectos ha pasado de la treintena hasta llegar a la cifra de los 80, un 40 por ciento más de «startups» con respecto a 2016.

Una iniciativa que no solo persigue acompañar e impulsar a líderes emprendedores para que creen empresas eficientes, que aporten valor e implanten un modelo empresarial sólido, sino que entraña un objetivo más pretencioso: atraer a medio-largo plazo a empresas externas para que inviertan y apuesten por la Comunitat, y sus empresarios. Se trata de una meta más próxima a la realidad que del anhelo, y así lo avalan las cifras registradas.

En lo que lleva de vida, la aceleradora valenciana ha generado más de 220 puestos de trabajo directos, consiguiendo también atraer inversores externos, que han destinado 13 millones de euros en sus proyectos. Todo ello impulsado por el presidente de Mercadona, Juan Roig, que hasta la fecha, ha otorgado más de 11 millones de euros en financiar los diversos proyectos. Ello explica que, por parte de los jóvenes, el riesgo sea nulo. La financiación que reciben adopta un formato de préstamo al cero por ciento, el único coste que deben afrontar es el empeño y esfuerzo.

Algunos participantes se han formado en el seno de la propia Escuela de Empresarios, EDEM. Otros provienen de diferentes enclaves del país, con las miras puestas en un solo objetivo: formar parte de este polo de innovación que apoya proyectos en cualquier fase de maduración o sector; salud, ocio o tecnología.

Ayer, los 80 equipos de emprendedores participantes dieron a conocer sus trabajos finales. Varios ya llevan meses comercializándose y recibiendo un buen «feedback», tal como relataron sus hacedores, mientras otros ultiman los detalles para salir al mercado mostrando su mejor versión. Desde aplicaciones para móviles que detectan la marca de una prenda de ropa mediante una sola captura de pantalla, diseños de vídeos de animación personalizados o mochilas exclusivas para portar cámaras fotográficas, son algunos de los productos y servicios concebidos por los 80 grupos que conforman esta edición de Lanzadera. Un entramado de jóvenes empresarios que se adhiere a los más de 70 equipos que en pasados años ya vieron transformar sus proyectos en realidades empresariales.