La enseñanza concertada traslada sus quejas al ministro de Educación

El ministro en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, trato con ESCACV los problemas educativos

El ministro de Educación en funciones momentos antes de reunirse con representantes de la enseñanza concertada
El ministro de Educación en funciones momentos antes de reunirse con representantes de la enseñanza concertada

El ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, se reunió ayer con representantes de las Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana (ESCACV) para tratar «las dificultades» a las que se enfrenta la enseñanza concertada.

Durante la reunión, que tuvo una duración de aproximadamente 50 minutos, la secretaria autonómica de ESCACV, Vicenta Rodríguez, y su presidenta, Manoli Nieto, expusieron al ministro en funciones diversas cuestiones de educación.

La reivindicación del «derecho a la libre elección de los padres respecto a la educación de sus hijos» fue una de las principales cuestiones a tratar, según confirmó Vicenta Rodríguez a LA RAZÓN. También se habló del «arreglo escolar» de Conselleria que «ha traído más problemas que soluciones»

Por otra parte, se expuso al ministro la «complicada situación» que atraviesan algunos centros de Educación Infantil debido a la apertura de aulas de dos años solo en colegios públicos, ya que pone en riesgo los puestos de trabajo de algunos docentes o la posible pérdida de espacios educativos.

Entre las cuestiones económicas, ESCACV destacó la deuda de la Conselleria de Educación, que ha vuelto a retrasar los pagos y debe desde el pasado mes de enero un dinero que los centros necesitan para asumir gastos ordinarios de funcionamiento como luz y agua, además del bono infantil «tan necesario para las familias», según explicó la secretaria autonómica.

Asímismo, demandaron que los Fondos Europeos destinados a la Formación Profesional se distribuyan por igual en centros públicos y concertados, ya que en muchos de estos últimos ofrecen este servicio educativo. La Conselleria no ha concedido ningún concierto para aulas de FP Básica con lo que está «cerrando las puertas a los alumnos que necesitan mayor atención», según explicó Rodríguez a LA RAZÓN.

ESCACV quiso exponer la situación de algunos centros como el Claret de Fuensanta, Consolación de Benicarló o el colegio Inmaculada Jesuitas de Alicante, entre otros, que atraviesan unas «circustancias complejas» ante el inminente cierre de unidades de tres años, además de que no se han concertado nuevas unidades.

En cuanto al procedimiento alternativo de la reválida de Sexto de Primaria propuesto por Conselleria, ESCACV coincidió con el ministro de Educación en funciones en que «la ley está para cumplirla» y señaló que las fechas, del 7 al 17 de julio, eran «desproporcionadas e inviables».