La mayoría de los ediles no recuerda quién les pidió los mil euros para el PP

Los ex concejales Lledó y Aleixandre y la edil Puchalt comparecen ante el juez, además de cuatro asesores. Lledó reconoce la donación pero niega rotundamente su devolución

Siete personas mas comparecieron ayer ante el juez de Instrucción 18 que dirige el denominado caso Imelsa, entre ellos los exconcejales Lledó y Aleixandre y la edil María Jesús Puchalt.

Fuentes próximas a la investigación señalaron que la mayoría de los declarantes no recuerdan quién fue la persona concreta que les pidió los mil euros con los que, presuntamente, se blanquearon comisiones. Alegan que «se decía, se comentaba o se sabía», pero pocos concretan la persona que recaudaba el dinero.

Los que sí lo recuerdan apuntan inequívocamente a Carmen García Fuster. Es más, algún declarante habría afirmado que el cargo de tesorero del partido era más bien algo simbólico.

El que «cumplían órdenes» también es uno de los argumentos que están esgrimiendo con frecuencia los concejales y exconcejales investigados, si bien, ninguno concreta de dónde provenían las órdenes que recibían los ediles. Fuentes jurídicas expresaron su convicción de que Rita Barberá tendrá que dar explicaciones en la causa, o que al menos, el Juzgado valenciano elevará el suplicatorio al Supremo en cuanto finalice la instrucción de la pieza.

Elevar dicha petición compete al juez, pero puede ser solicitado también por el fiscal, algo que se da por seguro, según fuentes próximas a Anticorrupción.

Cursada la petición, será decisión de la Sala del Supremo citar a declarar a la exalcaldesa.

Por lo que respecta a las declaraciones de ayer, el exconcejal de Devesa y Albufera, Vicente Aleixandre, se acogió a su derecho a no declarar e intentó esquivar a los medios de comunicación saliendo del edificio por el Juzgado de Guardia. No lo consiguió y a su salida dijo en alusión a sus excompañeros de Consistorio que «ya se apañarán».

Por su parte, María Jesús Puchalt tampoco quiso declarar ni ante el juez ni ante los medios.

Francisco Lledó sí que admitió que había hecho la donación de mil euros pero negó, al igual que la mayoría de declarantes hasta ahora, que se lo devolvieran.