La UV afirma que ningún alumno será expulsado por falta de pago

La Razón
La RazónLa Razón

El claustro de la Universitat de València (UV) lanzó ayer un mensaje de alivio a los alumnos que, hasta el momento, no han podido hacer frente al pago de sus tasas y matrículas, y reiteró que ningún estudiante será expulsado de la Universidad por motivos económicos.

El rector de la UV, Esteban Morcillo, mostró su compromiso de que la entidad siga siendo una «Universidad pública», por lo que la institución evitará desamparar a todos aquellos alumnos que, por no haber recibido una beca de estudios, no hayan abonado el pago de la matrícula, tal y como ya ocurrido en la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

La UV ha ampliado su presupuesto en ayudas por causas económicas sobrevenidas y permite el abono de la matrícula en varias mensualidades.

Por otra parte, Morcillo quiso hacer latente el difícil momento por el que atraviesa la UV. «Las Universidades se encuentran en una encrucijada, a causa, por un lado, de la reforma de la enseñanza superior que ha puesto en marcha el Ministerio, y, por otro, por la angustia financiera».

Y recordó que la Generalitat debe 88 millones a la Universitat de València, sin contabilizar los 245,2 millones de la denominada deuda histórica.

Por eso, la institución, de forma coordinada con otras Universidades valencianas, reclamará judicialmente esta deuda reciente, ya que sin el cobro de parte de esta deuda, la institución no podrá hacer frente al pago de la extra de junio de su plantilla.

Finalmente, se aprobó el Plan Estratégico 2014. Aunque el escenario socioeconómico es de incertidumbre financiera, si se recibe el pago de la deuda reciente se tendría margen suficiente en tesorería para evitar dificultades.