Les Corts renovarán el vestuario de sus ujieres con un gasto de cien mil euros

El Parlamento tiene la obligación de dotar de ropa a sus trabajadores uniformados cada dos años

Una ujier de Les Corts conversa con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el hemiciclo del Parlamento
Una ujier de Les Corts conversa con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el hemiciclo del Parlamento

El Parlamento tiene la obligación de dotar de ropa a sus trabajadores uniformados cada dos años

Les Corts Valencianes van a renovar el vestuario de los trabajadores de la Cámara que trabajan con uniforme, como son los ujieres, los conductores y los auxiliares de mantenimiento.

El presupuesto base de licitación del contrato asciende a 107.313,06 euros y se ciñe a lo que marca el artículo 30 del Acuerdo de Condiciones de Trabajo del Personal al servicio de Les Corts que establece que «Les Corts dotarán al personal, que por razón de su trabajo lo necesite, de la ropa adecuada para el desempeño de sus funciones. La ropa de trabajo o uniformidad estará sujeta a la mejor idoneidad para su puesto de trabajo, teniendo en cuenta las condiciones de seguridad y salud que el puesto requiera. La uniformidad será facilitada en la cuantía y complementos de costumbre cada dos años».

El contrato se divide en tres lotes, uno para los ujieres, otro para los conductores y un tercero para el personal de mantenimiento.

El primer lote tiene un presupuesto de 79.085 euros y se incluyen 43 uniformes, mientras que el de los conductores asciende a 17.714 por ocho unidades, y baja a 10.513 el del personal de mantenimiento con seis unidades de uniformidad.

Por lo que respecta a los ujieres, también denominado servicio de mayordomía del Parlamento, los lotes constan de un traje de primavera verano y otro de invierno. Tanto las chaquetas como los pantalones se confeccionan a medida. El uniforme de las mujeres consta tanto de falda como de pantalón, para que sean las trabajadoras las que puedan decidir qué ponerse.

Además, el contrato contempla también la dotación de camisas para los hombres y de blusas o camisas para las mujeres. Incluye un suéter o chaleco. También se les dota de calcetines tanto de verano como de invierno, y de calzado para las dos temporadas.

Además, el proveedor debe atender a las circunstancias especiales que pueda tener cada ujier de la casa respecto a tallas o características de las prensa o calzado.

A cada trabajador se le entregan dos trajes de verano y dos de invierno, cinco camisas o blusas, dos suéteres o chalecos, cinco pares de calcetines y dos pares de zapatos de verano y otros dos de invierno.

A los conductores del Parlamento, además de similar uniformidad que a los ujieres, si bien con mayor variedad cromática, se les dota también de un chaquetón de invierno en color azul marino, ya que a diferencia del personal de mayordomía que trabaja todo el día dentro del edificio, los conductores salen con frecuencia a la calle.