Política

Los falleros denuncian las escasas multas por incivismo, la suciedad y el caos del tráfico

Critican que se les culpabilice a ellos de algo en lo que el Ayuntamiento de Valencia tiene las competencias y la responsabilidad de controlar

Vecinos, comerciantes, y ahora los propios falleros, han denunciado los numerosos episodios de incivismo y la suciedad que se vieron durante las pasadas fallas en los entornos protegidos
Vecinos, comerciantes, y ahora los propios falleros, han denunciado los numerosos episodios de incivismo y la suciedad que se vieron durante las pasadas fallas en los entornos protegidos

El colectivo fallero mostró ayer su hartazgo frente a aquellos que les acusan de ser los causantes de los actos de incivismo y suciedad que se vieron en Valencia durante las pasadas Fallas. La culpa, aseguran, es de que los que gobiernan, en este caso del tripartito y, sin mencionar nombres, criticaron las «lamentables y desafortunadas declaraciones de algunos políticos, diversos medios y agentes sociales».

En un comunicado conjunto, la Interagrupación de Fallas, los delegados de Sector y las federaciones de Especial, Primera A y Especial de Ingenio y Gracia se expresaron ayer de forma clara: «No podemos ni debemos permanecer indiferentes ante el acoso al que estamos siendo sometidos el colectivo fallero».

Consideran que no se puede hacer responsable a los falleros de los actos incívicos «de quienes con la excusa de la fiesta fallera, se comportan de forma impropia» y que la Policía necesita ser reforzada «para poder acudir allí donde sea necesaria su presencia». Explicaron que las comisiones contratan cientos de vigilantes privados durante la semana fallera, «pero ellos no pueden asumir funciones que no son de su competencia. Siempre estaremos a favor de cualquier multa o sanción a quienes no respeten la convivencia, a quienes utilicen cualquier artefacto pirotécnico fuera de horario, a quienes se orinen por las calles o cometan cualquier tropelía».

En cuanto a la limpieza, defienden que «los falleros cumplen con su compromiso de limpieza. Las comisiones limpiamos nuestras calles a la conclusión de la actividad diaria, es nuestra obligación y así lo hacemos, porque de ello y una posible sanción, depende poder seguir haciendo fiesta. Lo que pasa a partir de las cuatro de la mañana no es responsabilidad nuestra. La fiesta deja suficientes beneficios a las arcas públicas para planificar una limpieza de la ciudad en condiciones».

También critican que el Ayuntamiento no aporta los suficientes urinarios portátiles (300 frente a los 800 de las comisiones) y el «caos circulatorio» durante estas fechas, con el que, según dicen, no tienen nada que ver. «Las comisiones realizamos año tras año los mismos recorridos. La mala gestión o previsión en materia de movilidad la han padecido tanto falleros en actos como recogidas de premios u ofrendas, como aquellos vecinos que precisan seguir con su actividad diaria».

Bares y restaurantes hacen caja

Al 48 por ciento de los hosteleros de Valencia les ha ido mejor, o mucho mejor, estas Fallas. De hecho, el 60 por ciento ha ampliado sus plantillas, según una encuesta realizada por la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV).

Un factor determinante de los buenos resultados ha sido la óptima climatología que ha acompañado las fiestas falleras, así como su coincidencia en fin de semana, pero les ha perjudicado que el 19 de marzo fuera laborable en la Comunidad de Madrid.