Los Jaime I reclaman recursos para los mejores y que se les «use» más

Animan a la Administración a que aproveche mejor la inversión en ciencia

Foto de familia de los premiados junto con las autoridades que ayer asistieron a la ceremonia de La Lonja.
Foto de familia de los premiados junto con las autoridades que ayer asistieron a la ceremonia de La Lonja.

El de la investigación es uno de los sectores más castigados por la crisis. Lo llevan denunciando desde hace años los que se dedican a ella y lo volvieron a repetir ayer algunos de los mejores, los galardonados con el premio Jaime I. Recibían de manos de la princesa doña Letizia el reconocimiento a su trabajo y palabras de ánimo para seguir con su labor. No es fácil, admitían los premiados tras la ceremonia, pues el dinero escasea, así que habrá que dar prioridad a los que se esfuerzan, a los que buscan la excelencia, a los que de verdad se lo merecen.

Las críticas comunes se oyeron en boca de Xavier Querol, portavoz y premiado con el galardón a la Protección del Medio Ambiente. «Debemos perseguir la cultura del esfuerzo personal y colectivo, tan poco valorado en algunos sectores». De hecho, no sólo dedicó el premio a «nuestros excelentes jóvenes investigadores, tecnólogos y empresarios», sino que les alertó. «Hay que inculcar a los jóvenes que se ha de trabajar mucho para conseguir las cosas, que te lo tienes que ganar».

En esa búsqueda coincidió también el presidente del Consejo de Cámaras de la Comunitat, José Vicente Morata, para quien la recuperación económica es deber de todos. «Hay que alcanzar la excelencia de toda la sociedad».

El Premio Jaime I en Economía, Francesc Xavier Vives, reclamó por su parte una batería de reformas estructurales, «empezando con la educación e investigación». Pero no todas estas reformas son cuestión de dinero, sino que muchas de ellas, como la organización en educación, pasan por una estructura que potencie la excelencia en la comunidad científica. A su juicio, hay que «reordenar los recursos y premiar al que lo hace bien».

Para el portavoz Xavier Querol existe otro asunto que no puede esperar. «Pedimos a nuestras autoridades que tomen sus decisiones políticas con mayor asesoramiento científico, tecnológico y empresarial. Aprovechen más, por favor, la inversión que hacen en este sector». Y ya de paso, «que no se reduzca tanto la inversión en ciencia y educación».

Ni ahora, ni en el futuro, añadía más tarde el Jaime I en Investigación Médica, Jesús San Miguel, ya que «sería muy doloroso que ahora habláramos de investigación en momentos de recortes y que hayamos hablado tan poco de investigación en momentos en los que las cosas nos iban bien». Considera, además, que la responsabilidad no se limita a los poderes públicos. «Todos hablamos de que el Gobierno tiene que invertir más en educación, pero probablemente pocos nos plantearíamos dejar nuestra herencia a la investigación en lugar de a los hijos. Eso es un cambio cultural que España necesita hacer y no en los momentos de debilidad sino también de fortaleza».

La defensa del papel de la Administración vino de la mano del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, quien aprovechó la ocasión para anunciar una ley de Mecenazgo en fase de estudio. En este sentido, el galardonado con el premio a la Investigación Básica, Manuel Esteller, consideró esta propuesta clave, pues permitirá a los inversores interesados en investigación recibir algo a cambio también.

No obstante, se mostró algo escéptico en cuanto al anuncio de la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, de que el presupuesto de 2014 de su Departamento aumentará por primera vez desde 2009. «Hay que esperar a que se cumpla y se mantenga en los años».

Esa misma prudencia es la que mostró el fundador de la empresa de yogures helados Llao Llao, Pedro Espinosa (Emprendedor 2013) al mostrar los riesgos que corren los aventureros empresariales. «Está muy de moda lanzar el mensaje de que emprendan los jóvenes a cualquier precio y es un mal mensaje. Muchas veces la gente emprende sin saber los riesgos que hay, y debe saber que cuando emprendes lo puedes perder todo».

Pese a que Xavier Vives (Economía) advirtió de que nos enfrentamos a una fase de crecimiento lento y que, por tanto, «tampoco nos dará muchas alegrías», ayer pudo notarse un leve optimismo. «Saldremos de la crisis y más reforzados», señalaba el Premio Jaime I Nuevas Tecnologías, Antonio González.

Interés real por RTVV y los yogures

La curiosidad de Doña Letizia se centró ayer en dos asuntos de naturaleza muy distinta. Con el periodista Genar Martí, con el que coincidió en Irak cuando trabajaba en RTVE, habló del cierre de RTVV y de si había alguna posibilidad de evitarlo. Tras explicarle que éstas eran más bien escasas, señaló: «Pues entonces es verdad que la van a apagar». Con el dueño de la cadena de yogurterías el tema fue más trivial. El joven empresario aseguró que se mostró interesada en saber si sus productos estaban hechos con leche desnatada, eran buenos para la salud y qué frutas se empleaban.