Mato destaca la valentía y la necesidad de las medidas tomadas por Fabra

Elche recibe el premio nacional del Cermi por su esfuerzo en accesibilidad

La ministra Mato, la alcaldesa Alonso y el presidente Fabra con un grupo de discapacitados
La ministra Mato, la alcaldesa Alonso y el presidente Fabra con un grupo de discapacitados

No todos los días el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, recibe halagos. Al contrario, la oposición asegura que el Gobierno central no quiere dejarse ver demasiado por territorio valenciano. Sin embargo ayer, la ministra de Sanidad, Ana Mato, quiso hacer hincapié en las decisiones tomadas desde el Consell, «a veces difíciles, pero siempre responsables». Aseguró que Fabra lidera «un Gobierno comprometido» que da la confianza que necesitan «las familias, los niños, los mayores y las personas con discapacidad».

Mato insistió en que son las políticas seguidas por el Gobierno de Fabra lo que garantiza que el Ejecutivo central «continúe colaborando por el bienestar y la calidad de vida de todos».

La ministra visitó Elche para presidir la entrega del premio que el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) hizo a la alcaldesa de la localidad, Mercedes Alonso, por el esfuerzo realizado en accesibilidad e integración.

El Cermi ha tenido en cuenta la creación de una concejalía para la Discapacidad, la aprobación en 2012 de un plan de acción para este colectivo y de la firma de un convenio con la Fundación ONCE que contempla, entre otras acciones, prácticas laborales de 15 jóvenes con discapacidad intelectual.

Alonso avanzó la inminente aprobación de un Plan de Turismo Inclusivo para «hacer accesible todos los espacios y entornos turísticos, lo que redundará en una mejor calidad de vida para los discapacitados de Elche y al mismo tiempo, atraerá a muchos otros ciudadanos de otros lugares de España y Europa».

Por su parte, el presidente Fabra destacó que la valenciana es una de las autonomías con mayor porcentaje de integración en la función pública y destacó que los centros de empleo forman a 5.000 personas con discapacidad.