Mil empleados de grandes superficies dejarán de trabajar domingos y festivos

A partir de mañana solo habrá libertad horaria en el centro y la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias
A partir de mañana solo habrá libertad horaria en el centro y la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valencia aprobará mañana la supresión de tres Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) de la ciudad (Orriols, Nuevo Centro y Campanar). De esta manera, solo serán ZGAT, con su correspondiente libertad horaria para los comercios, la zona del centro histórico y la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Con esta medida, un total de mil empleados de estos centros comerciales dejarán de trabajar en domingo y festivo.

Así lo recordó ayer el portavoz de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de la Distribución (Anged) en la Comunitat Valenciana, Carlos Alfonso, quien señaló que la propuesta que se aprobará mañana es muy beneficiosa para aquellos que se oponían a dejar zonas de libertad horaria en la ciudad.

En este sentido, cabe recordar que el alcalde de Valencia, Joan Ribó, prometió a su llegada al cargo que eliminaría por completo esta medida, de forma que nadie pudiera abrir en domingo y festivo. Posteriormente rectificó y lo dejó en una única zona con libertad horaria, que se restringiría al centro histórico, sin incluir ninguna gran superficie.

Luego se dio cuenta de que tenía que negociar puesto que algunos sectores importantes se suponían a esta supresión. Por otra parte, la libertad horaria es necesaria en una ciudad con la cantidad de turistas con los que cuenta Valencia.

De esta forma, tras arduas negociaciones, el alcalde pactó con todo el comercio conservar solamente dos ZGAT y, además, los centros comerciales se comprometieron a que cualquier trabajador no trabaje más de 14 domingos o festivos al año.

Aunque en principio parecía que el pacto alcanzado satisfacía a todos los sectores, los representantes de CCOO y UGT han convocado para esta mañana una concentración en señal de protesta frente al Ayuntamiento de Valencia. Los sindicatos acusan al alcalde de no haber cumplido con su promesa inicial.

Denuncian que la declaración de ZGAT implica la libertad de apertura comercial los 365 días del año, incluidos domingos y festivos. «Esto supone el sacrificio personal, social y familiar de los trabajadores del comercio, haciendo imposible la conciliación de la vida familiar y personal con la vida y laboral».

Desde CCOO y UGT aseguraron ayer que se sienten «decepcionados con el alcalde Joan Ribó y con el concejal de comercio Carlos Galiana ya que, anteriormente, en entrevistas públicas y reuniones previas, han manifestado su posición contraria a la libre apertura comercial en domingos y festivos».