Montoro analiza los Presupuestos de 2014 y prohíbe ampliar deuda

El número dos del Ministerio afirma que no habrá más Planes de Proveedores ni FLA y que la Generalitat deberá gastar lo que ingresa

Antonio Beteta se reunión con Paula Sánchez de León y una representación de los proveedores
Antonio Beteta se reunión con Paula Sánchez de León y una representación de los proveedores

Valencia- El Ministerio de Hacienda está analizando los Presupuestos elaborados por la Generalitat y que se están debatiendo en Les Corts, para redactar un plan económico financiero que garantice que el Consell no volverá a acumular deuda. Así lo aseguró ayer el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, quien enmarcó estos controles dentro de las exigencias de Bruselas.

Recordó que el próximo año «todas» las regiones deberán tener un déficit del uno por ciento y los Ayuntamientos, del cero. Dicho esto, relajó el mensaje asegurando que cada Autonomía es la que debe tomar medidas para conseguir que sus cuentas sean realistas y aseguró que todavía queda margen para reducir el gasto sin emprender nuevos recortes.

A partir del año que viene el Gobierno central no establecerá mecanismos de financiación extraordinarios. El Fondo de Liquidez Autonómica y el Plan de Proveedores serán ya historia. Tendrán que arreglárselas con lo que reciban del Estado para pagar sus facturas. Si un proveedor no cobra pasados 60 días, podrá reclamarlo al Gobierno central, quien inmediatamente restará esta cantidad a las transferencias que le corresponden.

La Conselleria de Hacienda restó importancia a estas declaraciones y aseguró que lo explicado por Beteta está previsto en la Ley contra Morosidad de las Administración Públicas.

El número dos de Montoro acostumbra a hablar sin poner paños calientes y ha dado más de un disgusto al Consell. Una vez más no se refirió al cambio de modelo de financiación autonómica. Negó que el aumento de la exigencia en el cumplimiento del déficit, deba ir acompañado de una modificación de este sistema que permita aumentar los ingresos de la Comunitat.

Beteta se reunió ayer con una representación de los beneficiados por el último plan de pago a proveedores y que ha permitido a la Generalitat reducir considerablemente sus deudas con ellos.

En total, la Comunitat Valenciana recibirá 3.172 millones de euros. 864,2 millones se hicieron efectivos ayer. Faltarán por abonar 2.301. De estos, se pagarán 140,7 millones de euros el próximo día 29 a 166 Ayuntamientos. El resto, antes de que acabe al año. El Ministerio ha priorizado el pago de la deuda a los sectores sociales, sanitarios y a los Consistorios.

La Generalitat devolverá al Estado a través de créditos con las entidades financieras el dinero prestado en un plazo de diez años, con dos años de carencia y con un interés del 3,44 por ciento. Beteta resaltó que esta gran operación financiera permitirá que la Comunitat Valenciana ahorre 425,7 millones.