Moragues asegura que el cambio de financiación está en el guión de Rajoy

El conseller Moragues compareció junto al vicepresidente Císcar tras el pleno del Consell
El conseller Moragues compareció junto al vicepresidente Císcar tras el pleno del Consell

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contempla un cambio de modelo de financiación que favorezca a la Comunitat en su «guión político». Así lo aseguró ayer el conseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues.

El es el que se pelea día a día con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y también el que mejor conoce el delicado estado de las cuentas de la Comunitat. Por ello, defiende casi con desesperación que el cambio de modelo de financiación es imprescindible. Moragues asegura que el primer paso se dio esta semana en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Aseguró percibir «sensibilidad» por parte del ministro e insistió en que tienen razones jurídicas y políticas para pensar que el nuevo modelo de financiación se aplicará con efecto retroactivo. Recordó que así lo dice la ley y que además, en la última revisión, en 2009, también se utilizó esta fórmula.

Le costó más pronunciarse con claridad sobre la reivindicación de la deuda histórica, cifrada en 13.000 millones por los expertos que han elaborado informes sobre financiación.

Esta semana el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, enemigo identificado en la batalla para los intereses valencianos en financiación, abordó este asunto con Rajoy. Finalmente, Moragues admitió que el Gobierno valenciano ha puesto sobre la mesa esta cuestión tanto en «reuniones públicas como privadas», a pesar de que el PP no ha querido recoger esta cuestión en las iniciativas parlamentarias presentadas.

Avales para el fútbol

El vicepresidente y portavoz del Consell, José Císcar, quitó ayer importancia a la investigación iniciada desde Bruselas a cuenta de los avales concedidos a los clubs de fútbol. En primer lugar, confía en que no produzca sanción alguna, puesto que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) concedió créditos a las Fundaciones deportivas, no a los clubs. En segundo lugar, dijo que lo más grave que podría ocurrir es que se declarase ilegal y, por tanto, estas entidades tuviesen que devolver el dinero a la Generalitat.

Sobre la pérdida de poder que ha podido ocasionarle los últimos cambios en Presidencia, negó que el Gobierno valenciano pierda tiempo en estos asuntos que calificó de «tonterías». Afirmó que los miembros del Consell se dedican a trabajar por los valencianos. El pleno del Consell aprobó ayer un nuevo reglamento del Servef que implica la supresión de seis puestos de jefatura con un ahorro de 325.000 euros.