Ni Madrid, ni Barcelona: la estructura más alta de España está en Guardamar del Segura

La conocida como Torreta de Guardamar es una antena de comunicaciones que utiliza la Armada Española para labores informativas

Imagen de la estructura. (Google Maps)
Imagen de la estructura. (Google Maps)

La conocida como Torreta de Guardamar es una antena de comunicaciones que utiliza la Armada Española para labores informativas

Cuando uno divaga sobre cuál puede ser el edificio o la estructura más alta de España seguro que viene rápido a la mente Torrespaña, “El pirulí”, por ejemplo, una edificación que mide 232 metros; o uno de los gigantes rascacielos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid; la Torre Cepsa, en este caso, roza los 250 metros (248, para ser más exactos). Barcelona, en este caso, no cuenta con unas estructuras conocidas por ser exageradamenta espigadas (los edificios más altos son el Hotel Arts y la Torre Mapfre, con 154 metros cada uno). Resulta curioso, por tanto, que sea una torre de comunicaciones ubicada en Guardamar del Segura quien ostente este reconocimiento, con una altura total de 370 metros; y encima, también sea reconocida como la estructura de uso militar más alta de toda Europa.

Es en la zona de El Moncayo (no confundir con el monte zaragozano) donde se ubica la Torreta de Guardamar o Torre de los Americanos, una gigante antena de radio que pertenece a la Armada Española. El proyecto seminal nace en el año 1953, fruto de los acuerdos firmados por el jefe de Estado español Francisco Franco y el presidente de Estados Unidos, Dwight Eisenhower. Sin embargo, su construcción no concluyó hasta el año 1962, en plena Guerra Fría, nueve años más tarde de su germinación inicial.

Estados Unidos controló su utilización y su uso hasta la primera Guerra del Golfo: es decir, la antena ya formaba parte de la Armada Española para el año 1990, pero anteriormente era el Ejército estadounidense quien controlaba el gigantesco punto. Ahora es Defensa quien la utiliza para labores de transmisión de información a submarinos sumergidos; cuantos más datos puedan recibir bajo el agua, menos peligrará una potencial detección enemiga.

Su altura está plenamente justificada: es necesaria para realizar emisiones de gran longitud de onda, las cuales se mueven por el interior de la atmósfera a través del rebote. Cuenta con un gran alcance sin necesidad de repetidores, algo idóneo para su misión militar; de hecho, cuanto más grandes sean las antenas, mejor funcionarán, pero su dificultad en la construcción hace que se apueste más por la potencia que por los metros. Por ello estas estructuras necesitan altas cantidades de electricidad y líneas de alto voltaje que aporten la energía necesaria para su correcto funcionamiento, tal y como informa la asociación cultural Alicante Vivo.

Actualmente está vigilada por la Infantería de Marina y el transmisor se controla desde la estación de Rota. Su estructura es muy simple: se trata de un largo mástil vertical anclado con cables de acero al suelo que actúan como fijadores. Así, los esfuerzos de sujeción se transmiten al cableado y no a la base del espigón, lo cual dificulta una potencial caída, informa el mismo portal.

Ránking de estructuras más altas de España

Es curioso que en la lista de estructuras más altas de España no aparezca un edificio per se hasta la sexta posición; mientras que la Torreta de Guardamar ocupa el primer puesto con 370 metros, la chimenea de Endesa Termic, ubicada en Puentes de García Rodríguez (A Coruña), registra la segunda posición con 356 metros verticales, y completa el “podio” la Central térmica de Andorra, con 343 metros. La Torre de Collserola en Barcelona y la primera Torre de Radio Nacional en Las Rozas acaban por completar los cinco primeros puestos hasta la irrupción de la Torre de Cristal (288, 264 y 249 metros, respectivamente).