Política

Puig busca fórmulas para implicar a los propietarios en la protección del monte

El PP asegura que la Conselleria de Medio Ambiente sanciona a los que quieren adecuar sus terrenos

Varios sindicatos de bomberos esperaban a Puig en la puerta de Les Corts. Exigen medidas urgentes para  unificar todos los cuerpos en una sola empresa pública/EFE
Varios sindicatos de bomberos esperaban a Puig en la puerta de Les Corts. Exigen medidas urgentes para unificar todos los cuerpos en una sola empresa pública/EFE

El PP asegura que la Conselleria de Medio Ambiente sanciona a los que quieren adecuar sus terrenos

Evitar incendios forestales como el de Llutxent es una tarea que debe implicar también a los propietarios de aquellas viviendas situadas en terrenos forestales. Por ello, hay que buscar «fórmulas» para que estos colaboren en mantenerlos en el mejor estado posible. «Debe haber corresponsabilidad por parte de los propietarios porque es evidente que también tienen obligaciones», defendió ayer el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig.

El jefe del Consell compareció ayer en la Diputación Permanente que solicitó el PP- y salió adelante con los votos de Ciudadanos y Podemos- para explicar la gestión desarrollada sobre el incendio de Llutxent.

La propuesta de Puig encontró el rechazo frontal de los populares que le recriminaron que exija en los montes de titularidad privada lo que no cumple en los que son de su responsabilidad y que además, oculte las trabas que pone la Conselleria de Medio Ambiente a todo aquel que pide permisos para actuar en sus terrenos. «En lugar de dar permisos, reciben sanciones», aseguró el diputado del PP Luis Santamaría. Criticó además que la política forestal del Consell sea contraria a la elaboración de cortafuegos y recordó que el diputado de Compromís, Juan Ponce, le ha argumentado en diferentes ocasiones que los pastores no pueden pasturar por cualquier lugar porque «se comen los romeros».

Puig contestó que en la presente legislatura se han invertido dos millones de euros en crear zonas para favorecer la extinción de incendios, aunque a continuación criticó a todos aquellos que insisten en que hay que limpiar el monte. «Se han creído que esto es un jardín. En el Montgó hay más especies de flora que en toda Dinamarca y si lo limpiamos nos podemos cargar la biodiversidad».

La sesión tuvo momentos broncos que protagonizó siempre el PP bien con el PSPV o con Compromís.

Puig echó en cara a los populares que presumiesen de que durante su mandato no se le quemaban casas. «Es demagogia barata y chusquera».

Mientras, el PP lamentó que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no hubiese decidido coger el Falcón para visitar a los afectados cuando no reparó en cogerlo para asistir al FIB. También recordó que entre 1991 y 1995, cuando gobernaba el socialista Joan Lerma se quemaron 124.842 hectáreas, el doble de las que ardieron en los 20 años del PP.