Puig seduce a Cs para evitar que el PP gobierne con Vox en Alicante

Promete «máxima generosidad» al tiempo que se reivindica como el partido más votado para negociar el Consell

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, momentos antes de comenzar la Comisión Ejecutiva Nacional. A la izquierda, José Muñoz y a la derecha, Manuel Mata
El secretario general del PSPV, Ximo Puig, momentos antes de comenzar la Comisión Ejecutiva Nacional. A la izquierda, José Muñoz y a la derecha, Manuel Mata

Generoso con Ciudadanos para evitar pactos que permitan a entrar a Vox en las instituciones, pero exigente con Compromís y Podemos. Así prometen ser las negociaciones para conformar no solo los Ayuntamientos, sino también un Consell que sigue en funciones un mes después de celebrarse las elecciones autonómicas.

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, reivindicó que el socialista ha sido el partido más votado en la Comunitat y además, el que más ha crecido en ciudades como Valencia. Ha obtenido 729.024 votos, el 31,35 por ciento del total. Esta condición será clave para hacer valer su fortaleza en los acuerdos que tengan que tomarse tanto con Compromís como con Podemos.

Sin embargo, el llamamiento más importante no lo hizo a sus futuros socios de Gobierno en la Generalitat, sino a Ciudadanos. Les ofreció «máxima generosidad» para evitar que la extrema derecha no condicione» la gobernabilidad del Ayuntamiento y de la Diputación de Alicante.

No quiso precisar hasta dónde llega esa generosidad, pero insistió en que el PSPV y el PP han sacado el mismo número de concejales y que los socialistas han logrado tres concejales más que en las elecciones de 2015.

El PP necesita a los cinco concejales de Ciudadanos y a uno de los que ha obtenido Vox para alcanzar la mayoría absoluta. Del mismo modo, el PSPV sumaría con Ciudadanos, Compromís y Podem.

Cs no tiene líneas rojas

En Ciudadanos se dejan querer. Su líder en la Comunitat, Toni Cantó, calificaba de positivos los resultados obtenidos en las elecciones municipales, «hemos pasado de 222 concejales en 2015 a 313». Con 241.587 votos es el cuarto más votado (10,39 por ciento). Están por detrás del PP y el hecho de verse claves en plazas como en Alicante les concede protagonismo. A día de hoy, la formación naranja se limita a escuchar las ofertas que puedan ofrecerle, aunque recuerdan que en los pactos de ámbito municipal no se ha impuesto la línea roja que sí marcó Albert Rivera a Pedro Sánchez durante la campaña electoral nacional.

El partido constituirá un comité de pactos de ámbito nacional que será el que irá evaluando caso por caso.

Por lo que respecta a los populares, realizaron ayer un análisis positivo de los resultados electorales. La vicesecretaria general del PPCV, Elena Bastidas, aseguró que han ganado en votos y que esta «segunda vuelta» ha demostrado que el PP es el partido líder del centroderecha.

«Hoy empieza la reconquista». El PP ha sido el más votado en 148 municipios frente a los 153 del PSPV, 35 de Compromís y cuatro de Ciudadanos, y en la provincia de Alicante es el que mayor número de alcaldías ha logrado, ampliando su «base electoral».

El PP ha logrado ser la segunda fuerza más votada con 609.634 apoyos (26,22 por ciento).

La coportavoz de Compromís Águeda Micó aseguró que han fidelizado electorado y se reivindicó como una formación «imprescindible para gobernar». Con 336.251 votos (el 14,46 por ciento) ha sido la tercera fuerza más votada.

En Podemos, que se ha quedado con 30.739 votos (1,32 por ciento), admitieron que los resultados no son buenos y analizarán las causas. Son el séptimo partido por detrás de Vox que ha logrado 82.450 votos, el 3,55 por ciento

Una vez pasadas las elecciones municipales, ya existen todos los elementos necesarios para configurar el nuevo Consell del Botànic. El secretario de organización del PSPV, José Muñoz, informó ayer de que mañana se producirá la primera reunión entre los socialistas, Compromís y Podemos para iniciar las negociaciones sobre el Ejecutivo valenciano.

La reunión será la primera en la que se empiece a hablar ya de la reedición del acuerdo de gobierno.