Rivera, con un «plan» para que los valencianos puedan votar a Ciutadans

El ex ministro socialista, Antonio Asunción, apoya el Movimiento
El ex ministro socialista, Antonio Asunción, apoya el Movimiento

Hartazgo con la actual clase política, que no resignación, es lo que se respiró ayer en la presentación oficial del Movimiento ciudadano de Albert Rivera en la Comunitat. Fue su primera toma de contacto con la sociedad valenciana, que respondió con creces a su llamada. Más de mil personas apoyaron el proyecto, unas 800 desde el salón de actos de Feria Valencia habilitado para ello y unas 300 desde fuera. Uno de los presentes llegó incluso a reclamarle que «no tarde mucho» en anunciar que concurrirán a las elecciones autonómicas y municipales.

Rivera, que recogió el guante, afirmó que «explorará todas las vías» para que los valencianos puedan «algún día» votar a Movimiento Ciudadano o a Ciutadans. En este sentido, reveló que cuenta con un plan de trabajo para asentarse en la región, aunque este tiene sus plazos.

Acompañado por el ex ministro socialista, Antonio Asunción, el cantante valenciano Francisco, el escritor Juan Carlos Girauta o la concejala de Urbanismo en Altea, Carolina Punset, Rivera lamentó el panorama político de la Comunitat. «Aquí solo podéis escoger entre lo malo y lo malo». Al respecto, criticó la «corrupción» y el «despilfarro» de los gobiernos populares y la incapacidad del PSPV de organizar una oposición, puesto que «se pierde» entre el catalanismo y sus «numerosas familias».

Su objetivo, según explicó, es reunirse con el Ejecutivo central y con la oposición para presentarles una serie de reformas en materia de educación, justicia y partidos políticos. Si no son escuchados, acudirán a las urnas. «Mi programa es revolucionario: cumplir la Constitución».

A partir de ahí, la crítica al presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, centró su discurso. Abogó por la unión de España y afirmó que los ciudadanos no pueden «pagar los platos rotos» de las irresponsabilidades de sus gobernantes.

Por su parte, Asunción, el principal apoyo de Rivera en la Comunitat, apostó por «rehacer» la democracia desde «la suma de los diferentes signos».

Sin embargo, la gran ovación se la llevó el cantante Francisco, que anunció recientemente su voluntad de sumarse al proyecto. Ayer, mucho más cauto en cuanto a sus aspiraciones de liderar la lista de la ciudad de Valencia, expresó su deseo de que «desaparezcan» los actuales dirigentes. «Estamos hartos de delincuentes y de que nos insulten con mentiras todos los días».

En esta línea, pidió el apoyo de los valencianos al proyecto, para que la Comunitat «vuelva a estar en el lugar que le corresponde en España y en Europa».

Junto a él, el presidente de Lo Rat Penat, Enrique Esteve, siguió atentamente la presentación de Rivera. Destacó también la presencia de algunos trabajadores de Radiotelevisión Valenciana.