Unos 200.000 peregrinos a Santa Faz con ambiente festivo y muchos políticos

Miles de alicantinos recorren los casi 8 kilómetros que separan Alicante y el monasterio de Santa Faz.
Miles de alicantinos recorren los casi 8 kilómetros que separan Alicante y el monasterio de Santa Faz.

Alrededor de 200.000 alicantinos han recorrido hoy los 8 kilómetros que separan la ciudad y el monasterio que custodia desde hace siglos la Santa Faz, en un ambiente festivo y con mucho político por la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas.

Los miles y miles de peregrinos en la romería desde primerísima hora del día han disfrutado de buen tiempo y de temperaturas algo más frescas de lo anunciado gracias a la lluvia de la noche, lo que ha disminuido las habituales lipotimias de la mañana a una veintena.

Ataviados con el típico blusón negro de labrador, pañuelo blanquiazul y con una caña con romero en la mano, el president de la Generalitat, Alberto Fabra, el líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig, y representantes de otros partidos, como Compromís y UPyD, han participado en la caminata al caserío donde, según la tradición, está uno de los pliegues del sudario que usó la Verónica para secar el rostro de Cristo camino del monte Calvario.

La comitiva oficial ha estado acaparada por los dirigentes del PP, encabezados por Fabra, y también por el obispo, Jesús Murgui, quien ha marcado un paso "de récord"-en palabras del alcalde alicantino, Miguel Valor- para completar el recorrido en poco más de 45 minutos.

"El obispo ha metido el turbo y hemos llegado corriendo", ha exclamado Valor, de 70 años, antes de celebrar que Alicante cuente con "un obispo en forma".

Para el jefe del Consell valenciano, esta romería, una de las más concurridas de España, "simboliza lo que es la Comunitat Valenciana"y demuestra que "yendo juntos podemos llegar muy lejos".

Fabra, que ha pedido al pliegue sagrado que "las cosas vayan a mejor", ha vivido la romería "con recogimiento"y ha aplaudido la alta participación y que constituya una de las señas de identidad y de "respeto a la cultura, a las tradiciones y a la religión".

El líder de la oposición, Ximo Puig, del PSPV-PSOE, ha participado con un carácter menos religioso al partir minutos antes de la comitiva de autoridades y, además, desde el ayuntamiento, tras saludar a unos comerciantes que se oponen a la creación de un macrocentro comercial junto a la futura tienda de Ikea.

A su llegada al monasterio, las principales autoridades han asistido a la extracción de la reliquia de su camerín y han seguido de pie y en primera fila una misa, en la que ha habido varias anécdotas, como el desvanecimiento del director de la orquesta por el calor.

La tradición de acudir en peregrinación hasta el monasterio de la Santa Faz, adscrito a la Orden de las Hermanas Clarisas, se repite desde hace 535 años, concretamente desde el 17 de marzo de 1489.