Adiós al embudo del noroeste

Los vecinos del noroeste de la Comunidad teminarán 2014 con cuatro nuevos carriles para el tráfico en dos de las carreteras que recorren este área de la región. En concreto, informaron fuentes de la Consejería de Transportes e Infraestructuras, en las apenas dos semanas que restan del mes de diciembre se concluirán las obras de la M-503 y la M-509, acabando con el embudo de tráfico que han estado viviendo especialmente durante los últimos años.

La primera, que conecta la M-40 y la M-50 y abrirá con más de tres meses de adelanto con respecto a la fecha prevista inicialmente, contará a partir de ahora con tres carriles por sentido entre los kilómetros 7,8 y 11,6. Se trata de la carretera más transitada de la región, con un aumento del 30% en el volumen de tráfico que soporta desde 2012 –hasta los 95.000 vehículos en 2013– como consecuencia de la apertura de nuevos centros comerciales y el cercano hospital Puerta de Hierro.

La obra de la M-503 ha contado con una inversión de casi cuatro millones de euros y ha aprovechado la vía existente construyendo los nuevos carriles sobre la antigua mediana. La ampliación había quedado ya establecida en el proyecto orginal de esta carretera, que incluía la creación de un carril más si se incrementaba la intensidad de tráfico; para ello se reservó de inicio el espacio necesario en la zona central. Caso que se produjo con la apertura del Hospital Puerta de Hierro y de varios centros comerciales en esta zona. El tercer carril aliviará la congestión circulatoria en esta zona entre Pozuelo de Alarcón y Majadahonda, beneficiando a 200.000 madrileños. En concreto, los trabajos se han centrado en un tramo de 3,7 kilómetros a los que se ha ganado espacio en los últimos seis meses. Además, entre los trabajos en este tramo también se han incluido la mejora del firme, nueva señalización y barreras de seguridad, nuevo drenaje y la reposición de la vía pecuaria Vereda del Camino de la Carrera. Desde el pasado verano, informaron fuentes de la Consejería que dirige Pablo Cavero, los trabajos se han centrado en la extensión del aglomerado y los remates finales. «Una de las principales preocupaciones de los vecinos son sus conexiones con Madrid, y estas mejoras en la M-503 y la M-509 aliviará todas las demás carreteras», explicó el alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá. Paloma Adrados, su homóloga en Pozuelo de Alarcón, ha asegurado en distintas visitas a la obra que la ampliación de la M-503 supondrá una actuación «muy importante para el municipio» porque servirá para descongestionar una vía que registra diariamente el paso de 84.000 vehículos.

En el caso de la M-509 los trabajos han sido más complejos y largos en el tiempo. Esta vía que hasta ahora unía a la M-50 con Villanueva del Pardillo con un carril por sentido ha sido desdoblada en los últimos meses. El pasado septiembre ya se puso en servicio una de las nuevas calzadas, concretamente entre la M-50 y la intersección con la M-851, y ahora el proyecto se abrirá por completo. Los trabajos, que han precisado de un presupuesto de más de 26 millones de euros, se han basado en la duplicación de 5,1 kilómetros de vía que mejorarán la movilidad de 100.000 vecinos, especialmente de Villanueva del Pardillo y Majadahonda. Cada día 25.000 vehículos utilizan este tramo que estrenará 2015 con dos calzadas separadas, una por cada sentido de circulación, con carriles de 3,5 metros de anchura. Como ocurre con la M-503, el proyecto de la M-509 ha incluido también otra serie de mejoras como la construcción de tres enlaces, dos de ellos para mejorar el acceso a las urbanizaciones de Santa María, Natura, Las Vegas y Villafranca del Castillo y el tercero para mejorar la conexión con la M-851 mejorando un nudo de comunicación fundamental para esta zona que une la M-509 con la M-505, que va desde Las Rozas hasta Ávila pasando por El Escorial. Además, los trabajos también han permitido la supresión de tres rotondas que ahora generan importantes atascos y embotellamientos especiamente en las horas punta, la construcción de dos viaductos, tres pasos superiores en los enlaces con las urbanizaciones, otros tres pasos inferiores y una pasarela peatonal metálica para el acceso a la urbanización Entreálamos. Junto a todo esto se ha mejorado el drenaje y la señalización de toda la carretera en la que se van a instalar barreras de protección para motoristas. Juan González Miramón, regidor de Villanueva del Pardillo, explicó ayer que la apertura de esta vía el próximo lunes «supondrá un avance importante en las redes de comunicación» del municipio cuyos habitantes (alrededor de 19.000) «reducirán notablemente el tiempo que emplean en trasladarse a Majadahonda o Las Rozas».

El año 2014 no sólo entrará en las efemérides de Transportes por la apertura de estos carriles en el noroeste de la Comunidad de Madrid, sino también porque –por primera vez desde que se inició la crisis– la inversión para mejorar la red de infraestructuras ha aumentado un 5,2%. El año que viene el presupuesto para este área será un 30% superior con 52 millones de euros destinados a la conservación de carreteras. Este mismo miércoles la carretera M-226 entre Los Santos de la Humosa y el enlace con la A-2 reabrió al tráfico después de finalizar las obras realizadas para devolver la vía a su estado original tras el hundimiento del firme producido por unas lluvias torrenciales el pasado 12 de octubre. Hoy la inauguración será en Tres Cantos, donde se reabrirán los accesos a la M-607.

El Ejecutivo de Ignacio González es la comunidad autónoma que más invierte en en seguridad vial, 25.000 euros por kilómetro, multiplicando por cuatro la media nacional, de 6.700 euros.