Alunizan en una peluquería y se llevan unas tijeras

El robo se produjo el domingo a plena luz del día en Latina. La Policía investiga si la misma banda sustrajo varios jamones ayer en Chamartín.

El del domingo fue el segundo alunizaje que sufre la peluquería Morans. En esta ocasión, los ladrones sólo se han llevado material de oficina y unas tijeras
El del domingo fue el segundo alunizaje que sufre la peluquería Morans. En esta ocasión, los ladrones sólo se han llevado material de oficina y unas tijeras

El robo se produjo el domingo a plena luz del día en Latina. La Policía investiga si la misma banda sustrajo varios jamones ayer en Chamartín.

A plena luz del día y aprovechando la sobremesa, una banda destrozaba el pasado domingo el escaparate de un salón de belleza del distrito de Latina. Eran las 15:30 horas cuando una vecina de la calle Calle Concejal Francisco José Jiménez Martín llamaba a la Policía tras observar cómo varios individuos empotraban un vehículo de alta gama (un BMW X6) en la peluquería que lleva años abierta en el número 36.

Destrozaron con el golpe la luna de 4,5 metros del escaparate para conseguir un botín ridículo: «Se llevaron unas gafas y cosas de oficina sin mucho valor, alguna tijera...», relataba ayer Alejandro Morans, uno de los propietarios de la peluquería. Según les han contado en el barrio, los testigos vieron salir del establecimiento a un hombre corpulento y encapuchado con una caja en las manos.

«Ya nos alunizaron en septiembre y destrozaron las lunas dando marcha atrás con un coche. Aprovecharon que no tenemos pivotes de seguridad», se lamentaba ayer Morans. Tras el robo de este fin de semana, instalará cristales blindados en su negocio. En aquella ocasión, a las 19:00 horas y delante de toda la gente que estaba en un parque que hay frente al local, les sustrajeron alrededor de 500 euros –el cambio de la caja y algo más de dinero que tenían en el local–. Este domingo tuvieron menos suerte: «Ya dejamos la caja abierta, para que se vez desde fuera que no hay nada dentro», añadió. Como consecuencia del incidente, este empresario no podrá abrir su peluquería hasta mañana. El único alivio que le queda es que los agentes de la Policía Nacional que se han hecho cargo del caso les dijeron que saben qué banda puede estar detrás de este alunizaje. Se trata de los mismos delincuentes, por cierto, de los que sospechan por otro robo similar que se produjo unas horas más tarde.

Los agentes de la Jefatura Superior de Policía investigan un segundo suceso, que se produjo a las 5 de la mañana del lunes en Chamartín, por si fue cometido por la misma banda. En este caso, el alunizaje se produjo en el supermercado Sánchez Romero del paseo de la Castellana 196. Esta vez los ladrones tuvieron más suerte que en la peluquería. Se llevaron un botín suculento: varios jamones del establecimiento.