Bibliomad: una biblioteca virtual plurilingüe en la palma de la mano

80.000 alumnos de todas las etapas pueden acceder a 3.000 títulos on-line, la mayoría en inglés.

80.000 alumnos de todas las etapas pueden acceder a 3.000 títulos on-line, la mayoría en inglés.

El objetivo es fomentar el gusto por la lectura entre los alumnos madrileños de todas las etapas educativas y hacerlo, además, en otros idiomas, pero de una manera diferente a la habitual, a través de una biblioteca virtual y plurilingüe enfocada a una generación de nativos digitales con la que se persigue un mayor conocimiento de los idiomas. Su nombre es Bibliomad y la ha puesto en marcha la Comunidad con más de 3.000 títulos en inglés, francés, alemán y castellano a los que los alumnos pueden acceder a través del móvil, la tablet o el ordenador en cualquier sitio donde se encuentren.

Se trata de una experiencia piloto de la que se benefician hasta final de curso 262 centros de Infantil, Primaria y Secundaria. En la biblioteca virtual, que funciona con un sistema de préstamo similar al de la tradicional, los alumnos pueden acceder a los grandes títulos de la literatura internacional, pero también es posible encontrar revistas y audiolibros. El 45% de los títulos están en inglés, el 30% en francés, el 20% en español y el 5% en alemán.

Una de las posibilidades que ofrece esta herramienta es la de poder abrir clubes de lectura. «Los profesores podemos seleccionar un libro para leer con nuestros estudiantes, podemos comentarlo y, con el perfil tutor, puedo ver perfectamente qué páginas están leyendo mis alumnos o cuánto tiempo dedican. La aplicación te da mucha información. Y no sólo eso, se puede abrir una comunicación con los alumnos, puedo remarcar párrafos en los que quiero que se detengan», explica Isabel Gallego, jefa de estudios del IES Isaac Newton y profesora de Lengua. «Hemos tenido algunas dificultades técnicas y a algunos estudiantes les ha costado conectarse, pero hemos visto que es una herramienta muy motivadora para que los jóvenes se animen a leer más. A los alumnos les hace gracia esta nueva forma de acceder a la lectura y además les permite ponerse en contacto con un grupo de alumnos del mismo curso o incluso de otros institutos», añade. La alternativa digital, no obstante, no excluye a la tradicional, es complementaria, ya que «nosotros seguimos teniendo nuestra hora de lectura semanal en voz alta».

Pablo, de 12 años y alumno del Isaac Newton, asegura que ya era un alumno lector: «cuando estoy en casa, prefiero un libro (de papel), pero con esta herramienta tengo más oportunidades de leer y al final leo más porque aprovecho cuando voy en el autobús porque el libro puedo consultarlo desde el móvil».

«Esta opción es muy interesante porque cuando se trata de leer, a los alumnos se les puede olvidar el libro, pero el teléfono no, así que todos lo tienen a mano y, además, con la clave, es posible acceder a todos los libros que quieran tanto ellos como sus familias las 24 horas del día», explica la directora, Cristina Guardia.