Actualidad

11 policías nacionales heridos en los incidentes en Madrid

La Gran Vía fue cortada y las cargas se dieron entre Callao y la Puerta del Sol.

La Gran Vía de Madrid ha tenido que ser cortada por cargas policiales contra unos radicales tras la manifestación contra la sentencia del procés.

Publicidad

La Policía Nacional ha cargado contra varios centenares de manifestantes en Madrid y ha detenido a uno de ellos después que éstos hayan tratado de cortar Gran Vía, una vez finalizada la marcha de 4.000 personas que este sábado, como cada año, ha pedido la "amnistía de todos los presos políticos". El balance de los incidentes según datos de Emergencias Madrid el Samur ha atendido a 26 heridos, de ellos 11 policías nacionales y 15 civiles. Uno de los policías ha sido herido al recibir un botellazo en el muslo por lo que ha tenido que recibir puntos de sutura, mientras que otro sufre posible fractura de clavícula y otro luxación de codo. Los

Las primeras cargas se han producido en torno a las 20.30 de este sábado, cuando varios centenares de manifestantes han intentado cortar Gran Vía y la Policía Nacional ha cargado contra ellos.

Posteriormente, los manifestantes han cogido sillas y mobiliario de una terraza de la madrileña plaza de Callao y los han arrojado contra los agentes, provocando que uno de los policías resultase herido.

Publicidad

Durante los altercados un hombre ha sido detenido en Callao. Después, los momentos de tensión y las cargas se han trasladado a la calle Preciados, mientras que la Policía Nacional ha desalojado la plaza de Callao, con mobilario tirado, y una treintena de furgones policiales han cortado el tráfico en Gran Vía.

Alrededor de una hora después de los altercados, la circulación ha sido restablecida en esta arteria y los servicios municipales han limpiado los destrozos producidos tanto en mobiliario urbano como en terrazas o en el arbolado, mientras que el dispositivo policial se ha trasladado a la plaza de Santo Domingo.

Publicidad

Los enfrentamientos se han iniciado una vez que finalizada, a las 19.30, la marcha de 4.000 personas, según datos de Delegación de Gobierno, que había recorrido la capital desde Atocha hasta la Puerta del Sol entre altas medidas de seguridad y sin incidentes.

Esta manifestación, organizada por más de una veintena de agrupaciones de izquierdas, reclamaba la "amnistía de todos los presos políticos", y hacía especial mención a los "presos políticos catalanes"pese a que la marcha estaba preparada desde hace "muchísimo tiempo", según han señalado a Efe los organizadores.

Los convocantes calculan que en nuestro país hay en las cárceles entre 500 y 300 presos políticos, entre los que citan a los condenados de Alsasua y han recorrido las calles de Madird en una protesta en la que han predominado las banderas republicanas y no han abundado las referencias a Cataluña: tres emblemas con la estelada y un cartel en recuerdo de los condenados por el procés.

Además, este sábado un centenar de jóvenes se han concentrado por su parte en la confluencia de las calles Goya y Alcalá tras una convocatoria a "jóvenes patriotas"bajo el lema "Cataluña es España"y la Policía Nacional ha impedido que se dirigieran hacia donde estaba la manifestación pro amnistía de los presos políticos para evitar altercados.