Carmena reintenta la adjudicación a los falsos Oscar de Bollywood

A escasas semanas de la fecha prevista para la gala, corrige su error en el proceso para conceder una subvención de un millón de euros a la multinacional de Singapur que organiza este evento comercial

El pasado 14 de marzo, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se reunió con directivos de Wizcraft, la empresa que gestiona el evento de los premios del cine indio

A escasas semanas de la fecha prevista para la gala, corrige su error en el proceso para conceder una subvención de un millón de euros a la multinacional de Singapur que organiza este evento comercial

La fecha para los premios del cine indio en la capital se acerca y el Ayuntamiento de Madrid sigue sin aprobar la subvención de un millón de euros que Carmena se comoprometió a conceder directamente y a fondo perdido a la multinacional de Singapur que comercializa este evento, que en realidad es uno más de los muchos que se hacen pasar por los Oscar de Bollywood. De hecho, los que Ahora Madrid quiere acoger no son los más vistos ni los más antiguos ni los que más prestigio tienen en la India.

Aunque efectivamente no se trate de los Oscar de Bollywood, sí es un evento comercial y de negocios con cierta repercusión internacional, en el que el Gobierno de Carmena se ha volcado, pese a que una parte del mismo no termina de verlo con buenos ojos, ya que son conscientes de que se trata de un negocio gestionado por una multinacional de Singapur, que además se ha visto implicada en varios escándalos judiciales y de organización, con incendio incluido, en otros países donde ha celebrado esta misma gala.

Pero es que además, como ya avanzó LA RAZÓN, el proyecto parece gafado desde el principio, empezando por el «error y confusión» del propio Ayuntamiento cuando el año pasado empezó a tramitar esa subvención de un millón de euros, creyendo que se la concedía a una supuesta Academia Internacional del Cine Indio (IIFA, por sus siglas en inglés). El problema es que esa academia no existe como tal, pues es sólo una de las numerosas marcas comerciales que utiliza la multinacional Wizcraft para sus distintos negocios, pero ni mucho menos es una institución oficial equiparable a las que conceden los Goya en España o los Óscar en Hollywood.

Por eso, el coordinador general de Alcaldía, Luis Cueto, intentó rectificar lo que ya entonces admitió como un «error» el pasado 8 de marzo. La mano derecha de Carmena, que es quien está liderando la negociación con Wizcraft, intentó corregir la equivocación de la forma más rápida posible, toda vez que el tiempo pasa y se acerca la fecha de la gala, prevista para el último fin de semana de junio, del viernes 24 al domingo 26, justo el mismo día de la posible repetición de las elecciones generales.

Pero ese intento de Cueto por enmendar el error inicial ha ido de fiasco en fiasco. Primero fracasó hace un mes en la Comisión de Hacienda, donde Ahora Madrid se quedó en minoría frente al resto de grupos –PP, PSOE y C’s–, que no aceptaron dicha modificación sin más, por lo que la subvención quedó pendiente para el pleno de finales de marzo. Pero en dicha sesión se produjo el segundo intento fallido, ya que el Gobierno de Ahora Madrid sorprendió a todos eliminando ese punto del debate en el último momento, según denunció el PP, ante el temor de Carmena de que se visualizara, una vez más, la división interna en su equipo de concejales, una parte de los cuales no ven con buenos ojos esa subvención ni la celebración de la gala.

La situación ha llegado a tal punto que a Ahora Madrid no le ha quedado más remedio que volver a iniciar todo el proceso desde el principio, ya que para arreglar el error de esta subvención previamente hay que modificar las bases del Presupuesto Municipal, una especie de reglamento que regula la ejecución del mismo, para después ratificarlo en el Pleno de Cibeles.

Así las cosas, la Junta de Gobierno Local (JGL) reinició la semana pasada todo la tramitación desde el principio. Con el único objetivo de arreglar este entuerto, en la sesión del pasado día 7 aprobó una modificación del anexo de subvenciones nominativas, es decir, las que se adjudican directamente. En la documentación de dicho acuerdo, el propio Ayuntamiento vuelve a reconocer que la IIFA «no es ninguna entidad, sino únicamente una marca comercial». Es decir, que no existe la Academia del Cine Indio, por lo que difícilmente se puede calificar a este evento como los Oscar de Bollywood, salvo que lo sean todos los premios que organizan las distintas empresas que presumen de ello.

Esta tramitación obliga a su vez a abrir un periodo de exposición pública para que cualquier interesado pueda consultar la documentación y presentar alegaciones. El plazo se abrió el pasado martes y finaliza el 26 de abril: menos de dos meses sobre la fecha de la gala, que empezaría el 24 de junio. Pero es que, además, el margen es menor todavía, porque esta nueva subvención debe pasar después por la Comisión de Hacienda antes de ir al Pleno para su aprobación definitiva. De hecho, tanto PP como Ciudadanos ya se habían quejado en varias ocasiones de la precipitación y poco rigor con que el Gobierno de Carmena está gestionando este asunto, antes incluso de que el error en la subvención retrasara todavía más los plazos.

7,5 millones de subvención

Pero no es la única circunstancia que mantiene la incertidumbre sobre la celebarción de estos falsos Oscar de Bollywood en Madrid. El preacuerdo que negoció Cueto con Wizcraft obliga al Ayuntamiento a facilitar a esta multinacional de Singapur una financiación de hasta 7,5 millones de euros: uno que pone directamente el propio consistorio a través de la subvención «gafada», otros tres que debe conseguir Carmena de otras administraciones públicas y el resto, de entidades privadas.

De momento, lo único que parece más seguro, aunque con retrasos y fallos, es la subvención municipal del millón de euros, pero Wizcraft exige al menos cuatro para celebrar la gala en Madrid, por lo que es imprescindible que otras administraciones o empresas privadas aporten los tres millones que faltan a poco más de dos meses de la fecha prevista. A día de hoy, el Gobierno de Carmena no ha informado del más mínimo avance al respecto. Es más, el propio preacuerdo entre el Ayuntamiento y Wizcrarft obligaba a que esos cuatro millones debían estar confirmados antes del pasado 31 de marzo, hace por tanto más de dos semanas. Como quiera que Ahora Madrid no ha cumplido ese compromiso –por no estar, no está aprobada ni la subvención municipal del primer millón de euros–, la multinacional de Singapur podría marcharse con la gala a otra parte en cualquier momento. Y eso que, como reconocen el Ayuntamiento y la propia empresa desde la primera página del convenio entre ambas partes, estos premios de Wizcraft son sólo «unos de los más prestigiosos» del cine indio, lo que demuestra que no son «los más» prestigiosos y, mucho menos, los Oscar de Bollywood.