Causapié se alinea con Carmena y PP y C’s rechazan la propuesta

La «mayor exigencia» que la nueva portavoz municipal del PSOE, Purificación Causapié, aseguró que tendría con la alcaldesa, Manuela Carmena, quedó ayer en agua de borrajas cuando, cuestionada por la última medida de la regidora, que quiere ceder inmuebles a colectivos sociales como los okupas del Patio Maravillas, se mostró de acuerdo con las mismas palabras usadas por Carmena: «dentro de la legalidad».

Nada que ver con la fuerte reacción en contra del grupo municipal del PP, de la portavoz del grupo de Ciudadanos en el consistorio o de la mismísima presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que consideró que «los espacios públicos son de todos los madrileños, no sólo de unos colectivos». De hecho, indicó que ninguna organización fuera o contra la ley puede gestionar el patrimonio de todos. «Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Madrid tendrán que dilucidar si dicha cesión supondría o no una vulneración de la ley», apuntó.

En la misma línea, el portavoz adjunto del PP en el consistorio madrileño, Íñigo Henríquez de Luna, se mostró «absolutamente en contra» de las cesiones al movimiento okupa, «que se caracteriza por el incumplimiento sistemático de la Ley». Es más, Henríquez de Luna señaló que el planteamiento de Carmena es «una tomadura de pelo» porque «no sabe qué hacer con el patrimonio municipal». Al respecto, el portavoz adjunto se preguntó si no existen necesidades públicas en el apartado deportivo y cultural en la ciudad para ceder edificios a movimientos «afines» que podrían ser utilizados por todos los madrileños».

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, señaló que el consistorio «es una institución y no puede impulsar la desobediencia de las leyes». Igualmente, cuestionó por qué el Patio Maravillas podría recibir la cesión y no otra asociación. Por ello, propuso que se realice un concurso público, «con la debida transparencia» y garantizando la libre concurrencia de todo aquél que quiera presentarse, para gestionar la cesión de inmuebles municipales. Esta cuestión también fue sugerida por Henríquez de Luna.