Comunidad y OHL se enfrentan por las obras del tren a Navalcarnero

Administración y empresa se acusan mutuamente por la paralización de los trabajos en 2010

El presidente del grupo constructor y de servicios OHL, Juan Miguel Villar Mir
El presidente del grupo constructor y de servicios OHL, Juan Miguel Villar Mir

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, ha explicado esta mañana que la Comunidad de Madrid está “obligada” a reclamar a la constructora OHL hasta 34 millones de euros en concepto de penalizaciones por paralizar “unilateralmente” en 2010 las obras para soterrar las vías de la línea C-5 de Cercanías a su paso por Móstoles y ampliar este servicio hasta la vecina localidad de Navalcarnero. Según Garrido, la administración regional está actuando “conforme a derecho” al reclamar a la adjudicataria esta penalización, que es “lo que marca como límite máximo” el pliego de condiciones por el que se adjudicó esta concesión.

La respuesta por parte de OHL no se ha hecho esperar. A través de un comunicado, la empresa asegura que “el PP y el Ejecutivo madrileño han condenado sin Cercanías a los vecinos de la zona de Móstoles y Navalcarnero” y añade que ha invertido ya hasta 165 millones de euros de sus propios fondos, pero que la Comunidad no ha aportado los 50 “comprometidos en el contrato”.

Además, OHL niega que haya tomado “decisiones unilaterales injustificadas en ningún momento” y acusa a la Comunidad de “pasividad” e “incumplimiento culpable”. También considera que los 34 millones de euros que le reclama ahora la administración regional son una “multa arbitraria”.

La empresa justifica su decisión de parar las obras en julio de 2010 porque “los grandes desarrollos inmobiliarios en Navalcarnero se vieron imprevisiblemente paralizados por la grave crisis que azotó a España”, momento en el que, según explica el comunicado, solicitó al Gobierno regional de Aguirre “la resolución del contrato por incumplimiento culpable de la administración”. Al año siguiente, la propia Comunidad se comprometió a “buscar una solución al problema”, por lo que OHL “planteó diversas propuestas” durante la etapa del entonces presidente regional, Ignacio González, “sin que valorara ni secundara ninguna de ellas”.