Los promotores del «otro Eurovegas» no abandonan: «Ha sido un malentendido»

Tras el rechazo de Cifuentes al complejo hotelero, de ocio y casinos en Torres de la Alameda, el Grupo Cordish insiste en que están «comprometidos» con el desarrollo total del proyecto y reclaman los informes negativos

Tras el rechazo de Cifuentes al complejo hotelero, de ocio y casinos en Torres de la Alameda, el Grupo Cordish insiste en que están «comprometidos» con el desarrollo total del proyecto y reclaman los informes negativos

Para el grupo Cordish la orden de desistir el procedimiento de Centro Integrado de Desarrollo de su proyecto de Live! Resorts Madrid-España, el complejo de juego y ocio que planean construir en Torres de la Alameda, es producto de un malentendido con el Gobierno regional. En un comunicado, los inversores americanos que quieren levantar un Eurovegas en el este de la Comunidad señalaron que en ningún momento reclaman la construcción de infraestructuras a la Administración y aseguraron estar «comprometidos» con el desarrollo total del proyecto que presentaron el pasado diciembre. Es por ello que reclaman a la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda los informes en los que se han basado para rechazar su propuesta.

Según detallaron el pasado viernes desde el Ejecutivo de Cristina Cifuentes, el plan presentado por Cordish adolecía de dos graves problemas para poder otorgarles la condición de Centro Integrado de Desarrollo, lo que aporta ventajas urbanísticas, administrativas y fiscales. El primero es que en los documentos entregados en la Consejería los inversores tan sólo se comprometen a desarrollar la primera fase central de Live! Resorts –que incluye un hotel de 500 habitaciones, zona comercial y de restauración, centro de convenciones y aparcamiento–, y supedita la construcción del resto al éxito de ésta. Además, no se garantizaba la viabilidad económica ni organizativa del plan. El segundo conflicto radicaba en que, según un informe de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, la Administración quedaba obligada a invertir 340 millones de euros en infraestructuras viarias, ferroviarias y de transporte para facilitar el acceso al complejo de ocio y juego.

Al respecto, el grupo Cordish explicó ayer en un comunicado que «no hemos solicitado ninguna infraestructura, ni ningún subsidio público al Gobierno» y aseguraron que «lo consideramos innecesario». De hecho, según la documentación que se facilitó ayer desde el Gobierno regional, se explicaba que, respecto a las vías de acceso, la compañía proponía la creación de conexiones desde la R-2, A-2 y R-3 utilizando «infraestructuras de transporte viario ya existentes o que requerirán algunas actuaciones de sencilla y no costosa implementación». Obras que cuyo coste contraponía el citado informe de Transportes.

En cuanto a la cuestión del desarrollo incompleto del proyecto en función de su éxito o no. Los promotores del complejo insistieron en que «estamos totalmente comprometidos a construir el proyecto en su totalidad». Al respecto, detallaron que la primera fase –que incluye tres áreas: central, este y oeste–, supone una inversión de 2.200 millones de euros, de los cuales ya han consignado un mínimo de 600 de fondos propios para garantizar «una apertura y construcción rápida», y señalaron que, «como en todos los desarrollos de estas magnitudes, las construcciones se ordenan en etapas, siendo la central la primera».

Conscientes de que el precedente del Eurovegas de Sheldon Adelson contribuye negativamente a la confianza del Gobierno regional en una inversión tan importante y a largo plazo, desde Cordish quisieron desvincularse del fallido proyecto de Las Vegas Sands. «Live! Resorts Madrid no es Eurovegas, es un destino de entretenimiento, gastronómico, de compras, reuniones y convenciones», explicaron, e insistieron en que tan sólo entre un 10 y un 15% de la superficie se destinará al juego.

Es por ello que, pese al rechazo del Gobierno regional, se mostraron «optimistas» y consideraron que «cuando se aclare el malentendido» con el equipo de la consejera de Economía, Engracia Hidalgo, «nuestra solicitud será retomada». De este modo, han pedido oficialmente a la Comunidad de Madrid acceso a toda la documentación que se ha incluido en el expediente de solicitud de desarrollo del proyecto mediante el procedimiento de Centro Integrado de Desarrollo, y en el que se incluyen informes de Urbanismo, Medio Ambiente, Transportes y Gestión del Juego, entre otros.

Requisitos imprescindibles

Cordish presentó la propuesta es pasado diciembre para que el macrocomplejo de ocio y juego fuese tramitado mediante esta figura administrativa que nació al albur del proyecto de Eurovegas y que facilita que grandes inversores puedan instalarse en la Comunidad de Madrid con diversas ventajas competitivas. Así, con la declaración de Centro Integrado de Desarrollo, un proyecto como el de Live! Resorts Madrid-España podría instalarse en cualquier tipo de suelo, salvo el calificado como no urbanizable con protección especial, independientemente de que sea compatible con el Plan General de Ordenación Urbana del municipio en el que se construya. También reúne en una autorización integral todas las necesarias e impide que, en una década, se instalen nuevos casinos en la Comunidad. De hecho, es respecto a la legislación sobre el juego donde se obtienen mayores ventajas ya que se permite el paso a menores acompañados de adultos a los casinos y se autoriza otorgar créditos a los jugadores. Igualmente, se reduce el tipo tributario sobre el juego hasta el 10% en lugar del tipo corriente, situado entre el 15 y el 40%.

Sin embargo, para poder acceder a este tipo de ventajas, es necesario cumplir una serie de requisitos. Así, debe tener un carácter multisectorial –incluir actividades industriales, turísticas, de convenciones y congresos, de ocio, espectáculos, juego, deportivas, sanitarias, culturales o comerciales–, y suponer un impacto relevante, efectivo y duradero en el desarrollo económico, social y cultural de la Comunidad. Al respecto, el grupo Cordish incumplía el primer requisito si tan sólo se tenía en cuenta la primera área central, ya que no incluye las necesarias infraestructuras deportivas y culturales que exigen las características del Centro Integrado de Desarrollo. Con todo, los americanos sí cumplían en principio la legislación en materia de juego, así como el impacto medioambiental, según los respectivos informes sobre el proyecto que reveló ayer la Consejería de Economía.

Cs pide una explicación a Cifuentes

Ciudadanos pedirá explicaciones en la Asamblea de la Comunidad de Madrid a la presidenta regional, Cristina Cifuentes, tras el fiasco del proyecto Cordish, después de que el Ejecutivo madrileño rechazara el macroproyecto de ocio que planeaba construirse en Torres de la Alameda. Además, la formación naranja recordó que ya advirtió de la necesidad de «ser prudente» ante una inversión de este calibre. Y aseguró que «Este tipo de comportamientos por parte del Gobierno Regional solo generan incertidumbre y desconfianza en los inversores».