Madrid

Crimen de Denisa: Tabanera esquiva su declaración como investigado

Mario Tabanera, el ex novio de Denisa –la joven asesinada en Alcorcón el pasado mes de noviembre por la nueva pareja de Mario– acudió ayer a declarar en calidad de investigado a los juzgados de la localidad. Tabanera llegaba a eso de las 11:10 horas para prestar declaración por el asesinato de su ex novia, después de que una de sus últimas parejas declarara como testigo protegido que Mario le había confesado haber estado presente en la escena del crimen. Además, la acusación ejercida por el letrado Marcos García Montes, en representación de la madre de la víctima, ya había solicitado hace varios meses su imputación, así como la de sus padres y sus tíos, por haber ayudado a ocultar a la presunta asesina (Rocío Martínez, «La Golosina») las horas posteriores al crimen.

Publicidad

Aunque había dudas de que acudiera a la citación judicial, Tabanera se presentó en los juzgados de Alcorcón aunque no pudo prestar declaración por un problema con su abogado. Al parecer, el joven se presentó allí con su madre y sin ningún letrado asignado, por lo que solicitó uno de oficio. Cuando le fue asignado, el profesional alegó, lógicamente, que no había tenido tiempo de estudiar el sumario y analizar las pruebas que hay contra su nuevo cliente para poder preparar una línea de defensa, por lo que solicitó un aplazamiento de la vista. La jueza y las otras partes personadas aceptaron la petición y la nueva declaración de Mario se celebrará el próximo jueves día 24, por lo que puede que se trate de la última semana en libertad del joven. La acusación pide su ingreso en prisión provisional porque, según declaró la testigo protegido, él habría sujetado a Denisa para que Rocío la apuñalara. Ocurrió tras una discusión entre Rocío y Mario después de que la primera tuviera un ataque de celos al ver que Mario seguía escribiéndose con Denisa. Entonces le pidió que la llevara a su casa y ella cogió un cuchillo del coche de Mario y luego ambos se deshicieron de él para ocultarse en casa de los tíos de él.