El Arenales donará el dinero de la cabalgata a los niños de la Cañada

5.000 personas reclaman en Change.org que se permita desfilar en la comitiva de Carabanchel a los alumnos de este centro católico

Los padres no han precisado si acudirán a la cabalgata con otro participante aunque Carmena les ha invitado a subir en la carroza de otro colegio católico, el Luz Casanova, en la imagen en el desfile de 2015
Los padres no han precisado si acudirán a la cabalgata con otro participante aunque Carmena les ha invitado a subir en la carroza de otro colegio católico, el Luz Casanova, en la imagen en el desfile de 2015

La Asociación de Padres y Madres del Colegio Arenales ha decidido donar el dinero que iba a destinar a la carroza de la Cabalgata del distrito de Carabanchel a los regalos de Reyes de los niños desfavorecidos de la Cañada Real. En un comunicado de la dirección del colegio se explica que los padres del centro al que la Junta de Distrito ha impedido participar en el desfile de este año porque segrega algunas aulas por sexo, van a proponer que el dinero que se iba a destinar a esta actividad se destine a que tengan regalos de Reyes algunos niños que viven en situaciones extremas en la Cañada.

Asimismo, desde el Colegio Arenales han explicado que el permiso para participar lo pidió el AMPA «una entidad independiente» al centro, quienes además iban a sufragar los gastos derivados de la actividad. Igualmente, agradecieron todos los apoyos recibidos y las invitaciones de otras carrozas que les han ofrecido participar con ellas en la cabalgata, si bien no precisaron si los 800 niños que iban a acudir al desfile se integrarán con alguno de los participantes autorizados ya que, «la ilusión de los niños era llevar su propia carroza en su barrio».

La dirección del centro manifestó su total apoyo y agradecimiento al AMPA, a las familias que representan y, especialmente, «a los 800 niños que han sido discriminados en unas fechas tan importantes para ellos como son estas fiestas de Navidad», afirmó el director del centro, Luis González Conde, que invitó a conocer el ideario y método de enseñanza del Colegio Arenal. Respecto al motivo modelo de segregación en algunas aulas por sexos, González defendió que «las familias eligen este modelo con todo conocimiento y libertad, y se sienten indignadas de que alguien diga que al hacer esa elección discriminan a sus hijos».

Junto a este apoyo por parte de los padres y la dirección del centro educativo de Carabanchel se ha abierto una recogida de firmas en la web Change.org «Para que Carmena deje participar a los 800 niños de Carabanchel en la cabalgata de Reyes», puesto que consideran que «que se esté jugando de esta manera con el sentimiento de los más pequeños es inhumano, antisocial y roba completamente el derecho a la ilusión de los niños». Es por ello que solicitan tanto a la alcaldesa madrileña, Manuela Carmena, como a la concejala del distrito de Carabanchel, Esther Gómez que dejen participar a los alumnos del Arenales. La petición que se puso en marcha el pasado 1 de enero ya ha recogido más de 5.000 firmas.

Además, a través de Twitter, tanto el Colegio Arenales como su AMPA y otras asociaciones de padres y madres que respaldan la iniciativa, entre otros, están extendiendo la etiqueta #Cabalgatadetodos para recabar respaldo a la iniciativa de Change.org y denunciar la discriminación por parte de la concejala de Ahora Madrid al no permitir participar a los niños del colegio.

El PP pide un pleno extraordinario en el distrito

El Grupo Municipal del Partido Popular en Carabanchel ha solicitado la celebración de un Pleno extraordinario y urgente para el próximo lunes para exigir que la cabalgata de Reyes del distrito no excluya «a ningún colegio ni a ningún niño del distrito». La iniciativa, presentada por el concejal del PP Álvaro González, pide que la convocatoria de participación «sea extensiva a todos los colectivos y entidades del distrito, asociaciones vecinales, asociaciones de comerciantes, parroquias y empresas que deseen participar», y que no se «politice llevando carrozas de partidos políticos y carrozas alusivas a reivindicaciones que nada tienen que ver con la fiesta de la Navidad». «La Cabalgata de Reyes es una actividad de raíces religiosas con un componente cultural y participativo, por lo tanto, tiene que estar abierta a todos los vecinos, vecinas, entidades, empresas y colectivos de Carabanchel que quieran participar sin exclusión alguna», concluye la petición.