Carmena convierte a los sin papeles en ciudadanos VIP

Ahora Madrid y PSOE aprueban la creación de la Tarjeta de Vecindad con la que los inmigrantes irregulares accederán a todos los servicios municipales de forma preferente.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante el Pleno del Ayuntamiento que ha retomado
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante el Pleno del Ayuntamiento que ha retomado

Ahora Madrid y PSOE aprueban la creación de la Tarjeta de Vecindad con la que los inmigrantes irregulares accederán a todos los servicios municipales de forma preferente.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer gracias a la unión de Ahora Madrid y PSOE y al voto de calidad de la alcaldesa, Manuela Carmena, la Tarjeta de Vecindad que servirá de documento de identificación municipal para que los inmigrantes sin papeles puedan acceder a todos los servicios y derechos que ofrece el consistorio y que, posteriormente, se extenderá a modo de tarjeta única municipal a todos los empadronados en la capital. Tal y como anunció el pasado agosto, se trata de una suerte de «DNI para inmigrantes sin papeles», iniciativa que se le ocurrió a la regidora después de los conflictos entre la Policía Municipal y los vendedores del top-manta a cuenta del plan policial para reducir la presencia de manteros en el centro de Madrid.

Finalmente, en la tarjeta que ayer aprobó el Pleno municipal se unificarán dos conceptos: por un lado la «identificación municipal» de los inmigrantes sin papeles que no están empadronados en la ciudad, no pagan impuestos y por tanto no acceden a todos los recursos que ofrece el consistorio; y por el otro, unir en un único documento todas las tarjetas de acceso que expide el consistorio madrileño (como el carné de bibliotecas o polideportivos), un proyecto de tarjeta única que ya emprendió la anterior Corporación municipal con la alcaldesa Ana Botella a la cabeza.

Descuentos y promociones

La primera fase de implantación de esta Tarjeta de Vecindad estará dedicada en exclusiva a los sinpapeles que, gracias a ella, podrán acceder a todos los servicios municipales e, incluso a cursos de la Agencia para el Empleo o promociones y descuentos que el Ayuntamiento de Madrid negociaría para los beneficiarios de este documento. Así, según detallaron desde el equipo de Carmena, este «DNI municipal» permitirá utilizar los servicios sanitarios, sociales, educativos, de ocio y de promoción para el empleo. Al respecto, se incluye especialmente el acceso a la formación no reglada impartida por la Agencia para el Empleo dirigida al colectivo de manteros. En concreto, el objetivo es «reducir la economía informal a través de la inserción laboral de las personas en situación de exclusión social, y singularmente la venta ambulante irregular».

Asimismo, el Ayuntamiento de Madrid intentará llegar a un acuerdo con el Consorcio Regional de Transportes para que la «Tarjeta de Vecindad» sea un documento suficiente para poder solicitar las distintas modalidades existentes de abono de transporte público. Es más, desde el equipo de Ahora Madrid se detalló que el alcance del DNI municipal podría llevar a suscribir convencios para que sus titulares tengan accesos preferentes, descuentos o mejoras en las condiciones de acceso de otros servicios públicos y privados que se prestan en la ciudad de Madrid, similar a las ofertas de otras tarjetas VIP de empresas privadas o ciudades como Nueva York o Berlin.

De este modo, aunque aún no tiene fecha de inicio ni coste aproximado, la implantación de la nueva Tarjeta de Vecindad comenzará por los «sin papeles» que no dispongan de otro medio de identificación oficial. Para ello, tan sólo será necesario demostrar que se está empadronado en la capital –aunque esta primera fase está dirigida especialmente a aquellos que no se han empadronado–, o que demuestren su identidad y domicilio o arraigo en la ciudad mediante facturas pagadas, escolaridad de menores, etc.

Y, precisamente para evitar los recelos de muchos inmigrantes irregulares que, según señalaron desde el consistorio «temen empadronarse por miedo a que el Ministerio del Interior los localice y acaben en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche», se va a pedir la colaboración de los colectivos que trabajan con ellos y enlos que confían. Para ello se suscribirán convenios de cooperación y colaboración con las asociaciones de inmigrantes y las que trabajen con colectivos en situación de exclusión.

Dentro de estos acuerdos de colaboración, mediante los cuales se establecerán los protocolos de gestión para la difusión y trámite de la tarjeta, se incluirá poner en marcha una campaña de promoción del empadronamiento, con el objetivo de que todos los sinpapeles entren en los circuitos oficiales del Ayuntamiento de Madrid para poder tener acceso a los derechos y servicios que ofrece el municipio a sus vecinos. Respecto al posible «efecto llamada» que esta medida podría tener en aquellos inmigrantes irregulares cuyo domicilio se encuentre en otros muncipios de la Comunidad de Madrid e, incluso, regiones adyacentes, desde el equipo de Ahora Madrid descartaron que se fuese a producir puesto que hay que demostrar el arraigo.

Para sacar adelante la iniciativade la Tarjeta de Vecindad, que contaba con el apoyo del grupo socialista y el rechazo de PP y Ciudadanos, Ahora Madrid ha necesitado el voto de calidad de la alcaldesa de Madrid en una segunda votación, ya que en la primera se ha producido un empate técnico al encontrarse ausentes del Pleno la concejala del equipo de Gobierno, Celia Mayer, de baja maternal, y los ediles del PSOE, Antonio Miguel Carmona y Ciudadanos, Sofía Miranda, debido a sendos viajes personales.