El Ayuntamiento defiende su modelo frente a la «huelga salvaje»

Esta madrugada se cumple el plazo que tienen las empresas para limpiar la capital de los estragos del paro
Esta madrugada se cumple el plazo que tienen las empresas para limpiar la capital de los estragos del paro

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, defendió ayer los nuevos contratos integrales del Ayuntamiento frente a las acusaciones de UPyD, Izquierda Unida y PSOE de que la «liaron parda» durante la huelga de limpieza viaria y jardines. Por contra, Sanjuanbenito consideró «decisiva» la decisión de la alcaldesa de la capital, Ana Botella, de recurrir a la empresa pública Tragsa para garantizar el cumplimiento de los servicios mínimos decretados, para «defender a Madrid y a sus ciudadanos» de los «intolerables actos de coacción y puro vandalismo» que tuvieron lugar durante la huelga.

El conflicto laboral entre las empresas adjudicatarias y los trabajadores del servicio de limpieza viaria y jardines de la capital centró ayer la mayor parte de la comisión del ramo, puesto que todos quisieron hacer balance de lo ocurrido. El concejal de UPyD, Jaime Berenguer, consideró que el equipo de Gobierno de Botella «la lió parda tras la inacción de los primeros días», mientras que la edil del PSOE, Ruth Porta, criticó que se acusase a los sindicatos de vandalismo y su homóloga en IU, Raquel López, cargó contra los nuevos contratos integrales cuyos pliegos de condiciones «no fijan el número de trabajadores, tienen bajas temerarias y se hacen a la carta para las empresas».

Al respecto, el delegado de Medio Ambiente consideró que la intervención de Tragas había sido «decisiva para desbloquear el conflicto». «Quisieron llevar a Madrid al límite pero no lo consiguieron», afirmó. Asimismo, en respuesta a Porta, recordó que el Ayuntamiento ha puesto en conocimiento de la Fiscalía los actos vandálicos para que los investigue sin acusar a los sindicatos. «Nuca he acusado a los trabajadores de vandalismo. No entiendo por trabajadores a los piquetes que han causado un millón de euros en daños», remarcó el delegado.

En cuanto a los contratos integrales, Sanjuanbenito reiteró que este tipo de contratos «permite racionalizar el gasto publico municipal» y supondrá para el Ayuntamiento de Madrid un ahorro anual de alrededor de 100 millones de euros, que repercutirá en los madrileños. Asimismo, subrayó que en los tres meses de vigencia del contrato de limpieza viaria, las empresas cada vez lo están haciendo mejor, por lo que no renunciarán a firmar más contratos de prestación de servicios públicos como los que están pendientes en alumbrado, pavimentos o recogida de basuras.

«Yo hubiera hecho más destrozos»

La portavoz de Medio Ambiente de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Raquel López, aseguró ayer, en relación a los vertidos de basura y la quema de contenedores protagonizados en la huelga, que ella «habría hecho mucho más» si el pan de sus hijos estuviera en juego. «Dicen que son casi terroristas», espetó López al equipo del delegado del área, Diego Sanjuanbenito. En la misma sesión, López preguntó qué hacía la alcaldesa, Ana Botella, «con su abrigo de pieles», coordinando un operativo de limpieza en la madrugada del sábado. Sanjuanbenito, por su parte, acusó a la interlocutora de Izquierda Unida de «jalear» un conflicto que tildó de «chantaje a los madrileños» y le pidió responsabilidad porque «es concejala. Deje de justificar ilegalidades».