El arquitecto de Primark remodelará el rascacielos de Plaza España

Baraka encarga al estudio RCCyP, de la revolucionaria «flagship store» de Gran Vía, la rehabilitación para 2019. Hard Rock Cafe se postula para construir dentro un hotel y un centro comercial

Trinitario Casanova saluda a Manuela Carmena en la plaza de España.
Trinitario Casanova saluda a Manuela Carmena en la plaza de España.

Baraka encarga al estudio RCCyP, de la revolucionaria «flagship store» de Gran Vía, la rehabilitación para 2019. Hard Rock Cafe se postula para construir dentro un hotel y un centro comercial

El mismo estudio de arquitectura que reformó el edificio de Gran Vía, 32 –donde se ubica la «flagship store» de Primark– será el encargado de lavar la cara y restaurar el edificio España. Se trata del estudio Arquitectura y Planeamiento (RCCyP), con experiencia en rehabilitación de edificios históricos, cuyo director, Luis Galiano, acompañó ayer al presidente del grupo murciano Baraka, Trinitario Casanova, futuro propietario del inmueble, a la inauguración de la exposición de los proyectos de participación para reformar la plaza de España, a la que acudió invitado por el consistorio.

Casanova, que cerró un acuerdo con el grupo Wanda para adquirir el edificio España el pasado julio, explicó que están pendientes de los trámites burocráticos para cerrar la venta del rascacielos pero que, una vez pase a manos del grupo Baraka, se iniciarán los trabajos de rehabilitación integral de forma inmediata. El empresario murciano detalló que lleva todo el mes de agosto trabajando con el Área de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Madrid y cuenta con el beneplácito del equipo de la alcaldesa, Manuela Carmena, para reformar el inmueble. «Vamos a hacer una rehabilitación integral del edificio a la que el Ayuntamiento ya ha dado su visto bueno porque quedará como hace 50 años pero con materiales actuales», aseguró Casanova, que insistió en que la remodelación completa que van a realizar cumple con todas las normativas y exigencias municipales.

«El edificio España será más limpio, más bonito, restaurado pero estéticamente igual», añadió el presidente del grupo Baraka, que destacó que para la reforma cuenta con un estudio con experiencia en los inmuebles de Gran Vía. Al respecto, el director de RCCyP señaló que confía en tener menos dificultades a la hora de rehabilitar el edificio España, ya que el de Gran Vía 32 se realizó con el inmueble ocupado. Igualmente, Galiano aseguró que el proyecto cumple con los estándares de la protección grado 3 e, incluso, de la de grado 2 si se modificase.

«Será una obra costosa, laboriosa y de gran envergadura», indicó Casanova, que apuntó a que el nuevo España abrirá sus puertas «en el mínimo tiempo posible, con mucha suerte a final de 2018 o a la mitad de 2019». Así, mientras la venta se debe cerrar antes de fin de año en virtud del acuerdo alcanzado con Wanda, el grupo Baraka confía en poder empezar las obras en enero, ya que cuentan con el «ok» municipal. El proyecto definitivo de la remodelación no se presentará hasta dentro de varios meses, y se realizará según los intereses de los operadores comerciales y hoteleros que quieren ubicarse en el edificio.

«Estamos en negociaciones con varios operadores para los 15.000 metros destinados a zona comercial –que estará situada entre el primer sótano y la tercera planta– y son varios los grupos hoteleros interesados en el hotel de cinco estrellas con 600 habitaciones que ocupará el resto del edificio», explicó Casanova, que negó que estuviese cerrando un acuerdo con Hard Rock Cafe para el hotel. «Estamos negociando con varias cadenas, entre ellas Hard Rock Cafe para hacer un contrato de arrendamiento por 30 años», indicó el empresario, que añadió que son dos los operadores con los que tiene avanzada la negociación, «pero aún no hay nada firmado».

Hasta que no se hayan cerrado todos los acuerdos, o la gran mayoría, para la zona comercial y el hotel, no se redactará el proyecto definitivo de remodelación y desde RCCyP consideraron que ello llevará varios meses. Esto no significará, sin embargo, un retraso en la obra ya que se comenzará por la reforma de la estructura y las instalaciones generales. «Tan solo en hacer la rehabilitación primaria se tardará al menos doce meses», aclaró Galiano.

De la frutería de Orihuela a tocar el techo de Madrid

A Trinitario Casanova nadie le ha regalado nada. Comenzó a trabajar con 16 años en la frutería de su padre al tiempo que estudiaba por las noches. Ha construido ladrillo a ladrillo un holding con sede en Murcia y una fortuna personal, que le ha llevado a alquilar su jet privado a Leo Messi. Él sí vio una oportunidad donde el chino Wang Jianlin sólo encontró problemas; por eso –y porque se dice que esta venta le traerá futuros negocios con Wanda– no tuvo reparos en comprarle el rascacielos al magnate chino por más dinero del que éste había pagado al Santander en 2014. De hecho, ya son dos las empresas que se han ofrecido para la explotación de su edificio.