MENÚ
viernes 14 diciembre 2018
13:13
Actualizado

El «efecto Tania» en IU: 400 altas y 60 bajas

  • El «efecto Tania» en IU: 400 altas y 60 bajas

Tiempo de lectura 4 min.

25 de febrero de 2015. 17:10h

Comentada
25/2/2015

A pocos días de que se cumpla el primer mes desde que Tania Sánchez abandonó el partido en el que había sido elegida candidata a presidir la Comunidad de Madrid, Izquierda Unida no ha sufrido la revolución que muchos auguraban. En este tiempo, fuera ya del partido, la ex diputada regional y ex concejala de Rivas ha puesto en marcha una nueva plataforma, Convocatoria por Madrid, que fue presentada oficialmente este sábado y que, en las próximas semanas, deberá decidir si converge con el entorno de Podemos de cara a las autonómicas de mayo.

«No ha habido una salida significativa de militantes de IU después de la salida de Tania Sánchez», aseguraba ayer Libertad Martínez, una de las dirigentes de IU CM con opciones de convertirse en cabeza de cartel en los próximos comicios regionales. Los datos que ofreció ilustran que no se ha registrado hasta ahora la temida desbandada: desde las primarias celebradas el pasado 30 de noviembre para elegir a los candidatos a las elecciones del 24 de mayo, la formación en Madrid ha tenido unas 60 bajas y 400 altas. Un balance positivo en la militancia del partido, que, según el sector más crítico con Tania Sánchez, minimiza los efectos que su renuncia ha tenido entre las bases. De hecho, según Libertad Martínez, la inercia positiva que tuvo el proceso de primarias en la llegada de nuevos militantes todavía se deja sentir en las sedes: «Desde las primarias el aumento de la afiliación ha sido muy importante. Y seguimos teniendo una entrada de peticiones de afiliación que hacía mucho tiempo que no teníamos».

Al margen de los efectos sobre la militancia de base, tampoco entre los dirigentes del partido se han registrado muchas bajas. Del grupo parlamentario en la Cámara madrileña, sólo la diputada María Espinosa optó por acompañar a Sánchez en la aventura de fundar Convocatoria por Madrid. En el Pleno del Ayuntamiento de la capital, sólo dos concejales, Jorge García Castaño y Ángel Lara, renunciaron a su acta. Ni siquiera políticos muy cercanos a Tania Sánchez, como el candidato de IU a la Alcaldía de la capital, Mauricio Valiente, o el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, han optado por abandonar el partido.

El paso de las semanas ha puesto además en entredicho las razones que la propia Tania Sánchez esgrimió en público para justificar su adiós. Uno de los motivos que la enfrentó con la dirección regional durante semanas fue la estrategia electoral que cada uno de los sectores defendía para lograr un mejor resultado. Mientras que Tania Sánchez era partidaria de la formación de «un frente popular» de izquierdas, la «vieja guardia» del partido defendía la necesidad de llegar a alianzas pero sin que Izquierda Unida se diluyera en otras formaciones. Finalmente, el debate sobre la hoja de ruta a seguir ha continuado y la dirección de IUCM aprobó esta semana convocar a los militantes de la ciudad de Madrid a un referéndum para decidir si aceptan el «partido instrumental» como vía para la convergencia, acatando así una resolución de la dirección federal que la federación madrileña «debe cumplir» aunque sea contraria a su posición. Ello significa que la alternativa que Sánchez defendía –la de la unidad entre Izquierda Unida y Ganemos, al menos en la capital– se ha terminado imponiendo a pesar de que en su despedida del partido argumentase que dentro de IU este escenario de unidad era inviable. Y ello a pesar de que el sector crítico con Tania Sánchez sigue mostrándose contrario a la «convergencia total». Así, Mauricio Valiente podrá sumarse al «partido instrumental» que aprobaron crear Podemos y Ganemos para las municipales en la ciudad de Madrid.

La otra razón que dio Sánchez para argumentar su salida fue la negativa de Gregorio Gordo y Ángel Pérez a dimitir como portavoces del partido. Un mes después, ambos han sido expulsados por la dirección federal, aunque ya han manifestado su negativa a renunciar a su puesto a no ser que sea la militancia madrileña la que se lo pida.

Últimas noticias