El incendio en Madrid se ha partido en dos flancos y no podrá ser controlado hoy

El fuego es "virulento", el área afectada tiene una "vegetación muy densa"y "sopla mucho viento cambiante", por lo que el nivel de riesgo es más "alto"

Durante toda la noche del sábado al domingo se estuvo combatiendo contra el avance del incnedio
Durante toda la noche del sábado al domingo se estuvo combatiendo contra el avance del incnedio

El incendio que comenzó en la zona toledana de Almorox y que está propagándose por Madrid ha quemado ya 2.700 hectáreas y no podrá ser controlado hoy al haberse partido en dos flancos.

La delegada del Gobierno en la Comunidad, Paz García Vera, ha señalado que durante el perimetraje que ha realizado esta mañana por la zona del incendio ha podido comprobar que en gran parte de la zona quemada "los árboles no están afectados", por lo que ha confiado en que la recuperación forestal sea posible si se logra frenar el avance de las llamas pronto.

Sí que ha señalado que el fuego es "virulento", que el área afectada tiene una "vegetación muy densa"y "sopla mucho viento cambiante", por lo que el nivel de riesgo es más "alto".

En esta línea, el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha asegurado que el incendio no podrá ser controlado a lo largo de este domingo, y que el fuego se encuentra partido en "dos flancos", uno en el este y otro en el oeste. "Me gustaría decir que en el día de hoy pudiera ser controlado pero todo parece indicar que va a ser materialmente imposible que el fuego se controle", ha asegurado a los medios de comunicación tras visitar el punto de control del operativo.

Al igual que García Vera, ha destacado la "importancia del viento"que cambia "continuamente", lo que complica las labores de extinción unido a las "altísimas temperaturas". Ambos han resaltado que la colaboración entre las administraciones y los servicios de emergencia de Castilla-La Mancha y Madrid son muy buenas y que la ayuda se brindó desde el "minuto uno".

El incendio ha obligado a cortar este domingo a diversos tramos de cuatro carreteras - M-541; M-542; M507 y m-546. Además se ha desalojado a 40 personas de la urbanización Alberche del Encinar- las de las viviendas que lindan con terreno forestal- que se encuentran en el polideportivo de Villa del Prado. Se unen a las de un camping desalojado ayer, sábado, -solo una decena pues el resto han vuelto a su vivienda- mientras que los de la urbanización La Castellana y Entrepinos, ambas en Cadalso de los Vidrios, ya han podido regresar a sus casas.

En estos momentos están trabajando en la zona 450 efectivos humanos a los que se unirán a lo largo de la tarde 40 miembros más de la Unidad Militar de Emergencias.

En las labores de extinción trabajan 200 bomberos de la Comunidad de Madrid, 100 de la UME, 100 bomberos de Castilla La Mancha, 34 guardia civiles, 8 miembros del Summa y ocho Agentes Forestales.