El padre de Eva Blanco: «Él solo se ha condenado y se ha hecho justicia»

El padre de Eva Blanco no lamentó ayer que el único imputado por la muerte de su hija se suicidara en la cárcel

Manuel Blanco, el pasado 2 de octubre en su casa de Algete, cuando Ahmed Chelh fue detenido
Manuel Blanco, el pasado 2 de octubre en su casa de Algete, cuando Ahmed Chelh fue detenido

Si ya habían mostrado una actitud ejemplar a lo largo de casi dos décadas bajo unas circustancias especialmente adversas y que ponen a prueba a cualquiera, su capacidad para asimilar esta noticia estaba fuera de toda duda. La entereza y serenidad de Manuel Blanco y Olga Puig volvió a salir a relucir ayer tras la noticia del suicidio del presunto agresor sexual y asesino de su hija. Aunque la alegría del pasado mes de octubre apenas les ha durado estos tres meses, tampoco ayer fue un día especialmente triste para la familia Blanco al saber que finalmente no habrá ninguna condena para el presunto culpable de que su hija muriera de forma violenta hace 18 años. «Al principio me ha sorprendido y luego he sentido rabia», explicó Manuel. «Nosotros queríamos que fuera a juicio, que fuera declarado culpable y que cumpliera lo que tenía que cumplir pero luego te poner a pensar y dices, mira, parece que él solo se ha condenado», declaró a Telemadrid. La familia intenta sacar la parte positiva al suceso: así se ahorrarán lo desagradable de volver a recordar en el juicio cómo sucedió todo y lo que le hizo el presunto autor, ahora ya fallecido, a Eva. «Nosotros sabemos que ha sido él el que ha hecho eso a mi hija», y con eso les vale. «Él solito se ha hecho justicia, él solito se ha condenado y ha cumplido su pena», opinaba ayer este «padre coraje».

Haciendo gala de su elegancia, Manuel no intenta buscar culpables entre los responsables de que haya podido suceder algo así. Siempre se han mostrado especialmente agradecidos con el trabajo que ha hecho la Guardia Civil y con eso se quedan. Ahora, toca cerrar esta etapa.