Actualidad

Podemos se hace con las cuentas de la capital

La alcaldesa nombra delegado de Hacienda a García Castaño, un ex de IU convertido en errejonista, que promete una gestión moderada

La alcaldesa nombra delegado de Hacienda a García Castaño, un ex de IU convertido en errejonista, que promete una gestión moderada.

Publicidad

Jorge García Castaño (San Sebastián, 1977) se ha acostumbrado en los últimos meses a sustituir a Carlos Sánchez Mato en los sillones que éste va dejando vacantes. Ocurrió en Madrid Destino. La destitución de Sánchez Mato como vicepresidente de la empresa pública llevó a Carmena a pensar en este sociólogo como su sustituto. En la madrugada del domingo al lunes, cuando la alcaldesa decidió que la continuidad de Mato al frente del equipo económico era inviable, volvió a pensar en García Castaño.

Su designación como nuevo responsable del área de Economía y Hacienda consolida la posición predominante de Podemos dentro del Gobierno municipal. Al mismo tiempo, refuerza el control que la alcaldesa podrá ejercer sobre esta concejalía, al encuadrarse dentro del círculo de concejales que ha sabido en estos dos años ganarse la confianza de la ex jueza. Tras ser nombrado a las ocho de la mañana, tuvo que ponerse a la tarea de defender el Plan Económico Financiero apenas media hora después utilizando los mismos argumentos que la alcaldesa: el PEF permitiría al Ayuntamiento librarse de la tutela de Montoro y recuperar los más de 200 millones paralizados por el TSJM de forma cautelar: «No renunciamos al debate político ni a la movilización social con este plan, vamos a seguir ahí para modificar las leyes que encorsetan a la administración local», añadió para intentar tender puentes con las facciones críticas de su grupo. No lo tendrá fácil. Su intervención de ayer fue recibida con frialdad: ninguno de los nueves concejales de IU, Ganemos y Madrid 129 le aplaudió.

Su pasado como miembro de Izquierda Unida y su experiencia como diputado en la Asamblea de Madrid y en el propio Ayuntamiento le convierten, junto a Inés Sabanés, en uno de los concejales de Ahora Madrid con más experiencia en política. En las pasadas elecciones dejó su partido y, junto a Tania Sánchez, fundó Convocatoria por Madrid. Meses después dio el salto a Podemos, encuadrado dentro de la corriente más próxima a Iñigo Errejón y Rita Maestre.

En los dos últimos años ha estado al frente de Centro y Chamberí. En este último distrito, ha sido objeto de críticas por parte de centenares de familias de las cooperativas Metropolitan y Maravillas, cuyos proyectos han estado paralizados por el Ayuntamiento. «Qué se piren», llegó a espetar a los cooperativistas durante la celebración de un Pleno en Cibeles al que acudieron a protestar.

Publicidad

En el perfil que publicó en la web de Ahora Madrid en 2015, destacó que su «mejor aportación al equipo es el conocimiento del Ayuntamiento y de su presupuesto. Además creo tengo capacidad de trabajar en equipo y de llegar a acuerdos, algo que considero central en un espacio tan plural como Ahora Madrid». Presupuestos y trabajo en equipo: toda una premonición, visto lo visto ayer.