Madrid

Garrido impuso en las listas del PP a nueve afines suyos

Casado responde con el fichaje del padre de Leopoldo López para la lista europea.

Casado responde con el fichaje del padre de Leopoldo López para la lista europea.

Publicidad

El PP se movilizó ayer en todos los niveles contra Ciudadanos (Cs). Si el lunes Pablo Casado esquivó el enfrentamiento con Albert Rivera en el debate de RTVE, y el martes, ya en Atresmedia, sí entró en el cuerpo a cuerpo con él, pero con mesura, las buenas formas se aparcan y quienes han dicho que quieren ser socios de gobierno después de las elecciones del domingo se enzarzan a horas del cierre de la campaña en un duro cruce de descalificaciones.

El PP salió en tromba contra la formación naranja. Carta libre después de que el miércoles se enteraran por la Prensa de que el ex presidente de la Comunidad de Madrid Ángel Garrido, su número cuatro en la lista al Parlamento Europeo, había negociado en secreto su fuga a Cs. «Juego sucio», «traidor», «falta de escrúpulos e inmoral»... Pero ayer las descalificaciones contra la «puñalada pirata» de Rivera apuntaron ya directamente contra este último. Desde Casado hasta el presidente de la Xunta, Albert Núñez Feijóo, quien proclamó que «nadie se puede fiar» de Ciudadanos sobre nada de lo que dice, y mucho menos, insistió, en su compromiso de que va a ser socio de Casado. «En política no vale todo». «Lo cierto y verdad es que lo que acaba de hacer Ciudadanos en Madrid es avalar de la A a la Z la gestión del PP en la Comunidad de Madrid al fichar a su ex presidente», sostuvo.

Lógicamente, entre las voces más duras destacó la candidata a la Comunidad de Madrid, Isabel Díez Ayuso. Porque aunque la «traición» de Garrido aspire a tener un efecto nacional, es en todo caso en Madrid donde pueden notarse más los daños colaterales. Aunque no está muy claro si la interpretación de la opinión pública puede hacer que al final sea un tiro por la culata que se ha dado Ciudadanos a sí mismo.

Rivera se hizo ayer su primera fotografía con el ex presidente de la Comunidad de Madrid, quien antes de romper con sus siglas había estado intentado repetir como candidato. Luego pidió personalmente a Casado poder concurrir en la lista europea. Y además negoció para imponer hasta a nueve nombres de afines en las candidaturas autonómicas, al Ayuntamiento y de Collado Villaba: Jaime de los Santos, Yolanda Ibarrola, Carlos Izquierdo, Pedro Rollán, Engracia Hidalgo, Jaime González Taboada, Blanca Pinedo, Inés Barrio o Cristina Sánchez, según citan en las filas populares.

Publicidad

Además de las duras críticas contra la formación naranja, Casado respondió al golpe con otro movimiento efectista. Reordenó su lista al Parlamento Europeo para que el ex ministro del Interior Juan Ignacio Zoido suba al puesto cuarto que ocupaba Garrido, y en el lugar de este último entra Leopoldo López, padre del opositor venezolano del mismo nombre.

El PP estaba anoche a la espera de que Garrido renuncie a su escaño en la Cámara madrileña. Si no, procederá a expulsarlo.
El ahora candidato por Ciudadanos pasará a ocupar un puesto como diputado no adscrito y dejará de ser miembro de la Diputación Permanente.

Publicidad