La Comunidad planta a Mayer en su primer comité sobre violencia de género

Le recuerda por carta que sus comités de crisis, que arrancan hoy, están vacíos de competencias

Carmena, Mayer y el resto de concejales guardaron un minuto de silencio este lunes por la última mujer asesinada en Madrid
Carmena, Mayer y el resto de concejales guardaron un minuto de silencio este lunes por la última mujer asesinada en Madrid

El primer comité de crisis sobre violencia de género del Ayuntamiento de Madrid se reunirá hoy en el Palacio de Cibeles y llevará el nombre de «Susana», por la mujer asesinada el pasado fin de semana en Ciudad Lineal.

El primer comité de crisis sobre violencia de género del Ayuntamiento de Madrid se reunirá hoy en el Palacio de Cibeles y llevará el nombre de «Susana», por la mujer asesinada el pasado fin de semana en Ciudad Lineal. La delegada del Área de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, acudirá para dar formalmente la bienvenida a los miembros del comité en el que no habrá ningún miembro de la Comunidad de Madrid. El consejero de Asuntos Sociales del Gobierno de Cifuentes, Carlos Izquierdo, remitió ayer una carta a la concejala en la que le explica los motivos por los cuales no considera «oportuno» designar un representante regional para participar en estos comités que la Concejalía de Diversidad va a convocar cada vez que se produzca un asesinato por violencia de género –tal y como se aprobó en el Pleno del miércoles por unanimidad–. Desde el Ayuntamiento se daba por hecho que acudiría un miembro del gabiente de Cifuentes, pero desde la Comunidad consideran que es un «paripé». Asimismo, según ha podido saber LA RAZÓN, el consejero de Políticas Sociales de Cifuentes ha rechazado la invitación porque cree que estos comités podrían tener un «efecto contrario al deseado al generar una situación de desigualdad en Madrid frente al resto de municipios, así como la descoordinación entre administraciones lo que provocaría confusión entre las competencias».

En este sentido, Izquierdo recuerda a Mayer que las competencias en todo lo concerniente a la violencia de género están designadas por ley a la Delegación del Gobierno, como coordinadora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a quienes les corresponde proteger e investigar los casos; y a la Comunidad, garante de la asistencia social.

Izquierdo también apunta a la concejala de Diversidad que desde 2003 ya existe el Observatorio regional de violencia de género que coordina la atención a las víctimas, que también hay una Red de Atención a las víctimas, que cuenta con centros residenciales, puntos en 36 ayuntamientos, así como servicios de atención tanto telefónica como asistencial, a nivel jurídico, psicológico, incluso, laboral.

A nivel judicial, en la carta le recuerda que la Comunidad ya ejerce la acción popular en todos los procesos iniciados tanto por causa de muerte como de lesiones graves, siendo ocho el número de casos en los que se ha personado en lo que llevamos de año. También añade que la creación de un comité de crisis con el nombre de una mujer asesinada, sin contar con la autorización de sus familiares, puede plantear problemas legales. Pero éste no el único tirón de orejas de Izquierdo a Mayer: el consejero le apunta que lo que debería llevar al Pleno del Ayuntamiento es una proposición para unirse, como el resto de municipios de la región, a las actuaciones coordinadas en este ámbito con el resto de administraciones que sí son competentes en el seno del Observatorio regional de Violencia de Género o en el marco del sistema VioGén (que depende del Interior y que es responsable del seguimiento coordinado de los casos) y en el que el Ayuntamiento de Madrid no figura. De hecho, la carta subraya que los dos puntos que hay en Madrid del Observatorio regional no tienen acceso al sistema VioGén.