La «crisis de Las Victorias» precipita la destitución de la consejera delegada de la EMVS

El Ayuntamiento reconoce «diferencias» con María Serrano. El último choque se produjo tras la decisión de recurrir las sentencias que daban la razón a 250 familias de Tetuán, en contra del criterio de Higueras

Marta Higueras informó el 10 de junio a los vecinos de Las Victorias de que podrán comprar sus casas
Marta Higueras informó el 10 de junio a los vecinos de Las Victorias de que podrán comprar sus casas

El Gobierno de Manuela Carmena anunció ayer la destitución de la consejera delegada de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS), María Serrano, poco antes de que se cumpliera un año de su llegada al cargo. El próximo lunes, la EMVS celebrará un Consejo de Administración extraordinario en el que se conocerá el nombre del sustituto o sustituta de Serrano al frente de esta responsabilidad. En esta reunión se perfilarán además otros detalles relacionados con la dirección de la empresa pública.

En la nota de prensa que el Ayuntamiento hizo pública ayer para informar sobre este cese, la número dos de Carmena –la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo y presidenta de la EMVS, Marta Higueras– reconoce la existencia de «algunas diferencias» con María Serrano «en el modelo de gestión que se estaba desarrollando». Diferencias que se han ido sucediendo a lo largo de los últimos meses y que han tenido como último episodio el contencioso judicial que el consistorio ha mantenido con los vecinos de la colonia de Las Victorias en el distrito de Tetuán. Tal y como informó este diario, la EMVS recurrió hasta en dos ocasiones sendas sentencias –del TSJM, en diciembre, y del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 9, en mayo– en las que el Ayuntamiento era condenado a vender las viviendas de esta colonia a sus inquilinos y a hacerlo, además, al mismo precio por el que las adquirieron en el pasado los vecinos de colonias similares. Por ejemplo –y los fallos judiciales se remiten a este precedente–, las familias que vivían en régimen de alquiler en la colonia Girón (Latina) compraron al consistorio sus casas por un precio que osciló entre 1,5 y 3 millones de las antiguas pesetas. Ese techo fue el fijado en las sentencias judiciales y, sin embargo, el Ayuntamiento –ya con Ahora Madrid en el Ejecutivo municipal– decidió recurrir en ambas ocasiones. La decisión de pleitear con las 250 familias de Las Victorias, sin embargo, chocaba con el criterio de Marta Higueras.

El pasado 10 de junio –el mismo día que LA RAZÓN publicó que tanto Higueras como Serrano podrían enfrentarse a un posible delito de desobediencia si antes de septiembre no habían formalizado la venta de todas las viviendas a sus inquilinos–, el Ayuntamiento retiró el recurso del Juzgado. Ese mismo día, por la tarde, Higueras visitó a los vecinos de esta colonia de Tetuán para trasladarles la noticia que llevaban esperando muchos años: «Se cumplirá la sentencia». A primeros del mes de julio comenzarán a firmarse los títulos de propiedad en favor de los vecinos. Precisamente los inquilinos de la colonia agradecieron el gesto de Higueras y su compromiso con la resolución de este conflicto: «Ha demostrado que tiene palabra. Es el primer político que veo que pide perdón sin cámaras ni micrófonos y que cumple lo que promete», señala Carmen, presidenta de la asociación de vecinos, en conversación con este diario.

La diferencia de criterio entre Higueras y Serrano respecto a este caso concreto ha sido el último desencuentro entre ambas, aunque el cese es la consecuencia de la confluencia de más factores. El Ayuntamiento quiso, no obstante, reconocer ayer «la labor desempeñada por María Serrano, que comenzó su andadura profesional en la empresa en un momento muy delicado». El objetivo ahora es que el sustituto de Serrano tenga un perfil técnico más especializado en temas de vivienda y que trabaje codo con codo con el área de Urbanismo para poner en marcha los proyectos de vivienda social proyectados por Higueras.