LA RAZÓN visita el complejo Canalejas: el despacho de Mario Conde convertido en suite

Estará operativo a principios del próximo año. Comprende siete edificios históricos en los que se invertirán 600 millones.

La magnífica terraza donde estará situado el restaurante tres estrellas Michelín de Dani García. Fotos: David Jar. Vídeo: Esther Jiménez

Estará operativo a principios del próximo año. Comprende siete edificios históricos en los que se invertirán 600 millones.

Los edificios que hasta principios de este siglo fueron la sede de los principales bancos de España, hoy son un hervidero de albañiles, carpinteros, pintores y hasta artesanos trabajando frenéticamente. Hoy parece un laberinto de pasillos y escaleras entre andamios y cables, pero a principios del año que viene será el centro del lujo y el turismo de Madrid.

Durante la vista de LA RAZÓN a las obras, Camilo Travesedo, director de Negocio de Centro Canalejas Madrid, y Francisco Meliá, consejero Delegado, nos guían por los entresijos de esta obra mostrándonos los resultados de la unión y rehabilitación de siete edificios históricos. Mientras unos operarios rematan una de las paredes móviles de lo que serán unos salones para comedores y eventos con sus modernas máquinas eléctricas, un artesano aplica con pericia una fina capa de pan de oro a las molduras de la sala contigua. Y es que, como nos destacaba Francisco Melía, pese a que Patrimonio, con quién se ha trabajado constantemente, solicitó la protección y conservación de unos 3.000 elementos, se han restaurado 17.000 piezas de más de 300 tipos, entre puertas, mármoles o barandillas, entre otros, con una inversión de siete millones de euros.

El antiguo despacho de Mario Conde.

Así, durante el recorrido llegamos a la planta principal de lo que será la zona de tiendas de lujo y establecimientos gastronómicos, la Galería Canalejas, en la que destaca una de las dos vidrieras que se han recuperado. La otra se encuentra en el techo de la futura recepción del hotel, en la planta baja. Antes era la zona de atención al público del Banesto pero la vidriera había sido quitada y ubicada varias plantas más arriba para la instalación de unos ascensores. Hoy luce restaurada en su lugar original, detalla Camilo Travesedo, quien además nos muestra los antiguos mostradores de mármol verde de los empleados de caja, que pasarán a ser los mostradores de recepción del hotel.

En el circuito de la visita no podía faltar el que fuera antiguo despacho presidencial de Mario Conde, que pasará a ser la suite real, un espacio de 400 metros cuadrados en los que se han conservado hasta los tiradores de las ventanas. Como detalle, para las molduras de yeso del techo se hizo un molde antes de la intervención como prevención.

La chimenea, que puede verse en fotos antiguas, también es uno de los elementos recuperados, ya que había sido tapada. Entre las curiosidades de la transformación de una sede bancaria en hotel y residencia de lujo, están las antiguas cajas fuertes. Había cajas de distintos tamaños. En la más grande, de varias toneladas, está proyectado instalar un cajero automático.

Camino de la terraza del complejo en la que se está ultimando un restaurante para doscientos comensales, que será dirigido por el chef Dani García, con tres estrellas Michelín, Travesedo nos cuenta que dar unidad a los edificios ha sido complicado, entre conservación y desniveles por la inclinación del terreno, pero que también les ha permitido crear espacios como un patio interior en el que luce un jardín vertical que da luz natural a las habitaciones del hotel.

El patio interior con el jardín colgante.

Las vistas desde la terraza son envidiables. A parte de los clientes del hotel y los propietarios de de las 22 viviendas, de las que 19 ya están vendidas, podrán disfrutar de sus vistas y del arte culinario de Dani García los que visiten el restaurante, que estará comunicado por ascensor desde el vestíbulo del hotel. Y es que, una de las particularidades que tiene este complejo inmobilario es que desde la parte de viviendas y del hotel se puede acceder al restaurante y galería comercial, pero no así al revés, dando privacidad a los huéspedes. Entre los compradores de éstas viviendas de lujo se encuentran tanto mexicanos como de otras nacionales, entre ellos tres españoles. Uno de los áticos se ha vendido por 10 millones de euros.

Y es que, este futuro Centro Canalejas, una vez concluido, tendrá una superficie total de 50.000 m2 distribuidos en una zona residencial, un hotel de 5 estrellas de la cadena canadiense Four Seasons –que supone su primer establecimiento en España– y una galería comercial con 47 establecimientos, de los que 30 serán tiendas de lujo y 17 restaurantes y puestos gastronómicos.

Tres siglos de historia

Centro Canalejas forma un conjunto homogéneo de siete edificios comprendido entre la calle de Alcalá, la calle Sevilla, plaza Canalejas y la Carrera de San Jerónimo.

La historia de este proyecto comienza a finales del siglo XIX, con la construcción del inmueble más destacado, el de «La Equitativa» que posteriormente, en 1920, pasó a ser propiedad del Banco Español de Crédito, Banesto. En 1994 pasó a manos del Banco Santander, que terminó siendo propietario de los siete edificios del complejo y su sede principal, hasta que en 2004 se trasladó a Boadilla del Monte, quedando los edificios vacíos.

Así, tras una década sin uso, nació el proyecto Centro Canalejas, con la decisión de la cadena hotelera de lujo Four Seasons de establecerse en España.