La transparencia de Ahora Madrid: 14 meses sin hacer públicas sus donaciones

El partido considera que «no es una prioridad» su publicación, lleva 14 meses sin hacerlo, porque la formación está en proceso de desmantelamiento. Desaparecerá cuando se disuelva la Corporación Municipal en mayo.

Foto: Jesús G. Feria
Foto: Jesús G. Feria

El partido considera que «no es una prioridad» su publicación porque la formación está en proceso de desmantelamiento.

La flamante plataforma Más Madrid con la que Manuela Carmena se presenta a la reelección en el Ayuntamiento de la capital ha copiado muchas cosas de su génesis que fue Ahora Madrid. De hecho, no sólo el código ético reproduce fielmente muchos párrafos, sino también la carta financiera con algunos pequeños ajustes. Así, si en Ahora Madrid todos los concejales se comprometieron a donar parte de su sueldo a organizaciones y proyectos sociales, en Más Madrid también destinarán solidariamente el excedente de su sueldo, que será de tres veces el salario mínimo interprofesional (SMI) –en Ahora Madrid eran cuatro veces pero por el aumento del SMI este año el sueldo bruto será similar–.

Sin embargo, este ideal no se ha cumplido correctamente entre los concejales y cargos públicos de Ahora Madrid. De hecho, año a año las donaciones han ido disminuyendo hasta desaparecer en algunos casos y la alcaldesa nunca ha reducido su sueldo a los cuatro SMI, si bien no ha hecho uso, según aseguraban fuentes de su formación, de la partida de gastos institucionales. Pero es que además, desde que Carmena decidió hacer la guerra por su parte con Más Madrid, nadie vigila que cumpla con la carta financiera de Ahora Madrid.

Hasta el punto que no se han publicado aún las donaciones que la regidora, sus ediles y sus cargos de confianza realizaron en 2018. Ni se las espera. Según explicaron ayer fuentes de Ahora Madrid la publicación de las aportaciones de los munícipes no son «una prioridad» puesto que el partido instrumental está en proceso de desmantelamiento. Y es que, según detallaron, cuando se disuelva la actual Corporación Municipal antes de las elecciones del 26 de mayo, Ahora Madrid se desintegrará por completo.

Las mismas fuentes explicaron que sí está previsto publicar el informe sobre los salarios en algún momento, pero aún no saben cuándo podrán hacerlo. También explicaron que la web donde se incluye esta información desaparecerá con el partido instrumental que llevó a Carmena a la Alcaldía en 2015, así como toda la organización que la regidora ha despreciado para mudarse a una plataforma a medida.

Precisamente en esa página web se revela que los concejales de Ahora Madrid deberían haber percibido un salario anual de 820.000 euros según el SMI de cada curso de los 1,7 millones de euros que recibe el grupo municipal. De esta cantidad, casi un millón de euros debería haber acabado en proyectos solidarios, si bien algunos ediles tienen exenciones por cuidado de familiares y dependientes a su cargo. Pero tan sólo ha habido un año en el que se superaron los 400.000 euros de donaciones y la cantidad que cada uno ha abonado ha descendido progresivamente.

El dato es más sonrojante si se tiene en cuenta además el nivel de solidaridad de algunos ediles, que han llegado a aportar algunos años hasta el 40% de su salario anual, frente a otros, como la propia alcaldesa que no ha llegado a aportar el 20% de sus ganancias. Todo ello pudiendo tomar como referencia únicamente los datos aportados por la web de Ahora Madrid que, además, probablemente por falta de mantenimiento están desordenados y es complicada su comparación de un vistazo.

A esto se añade el destino «solidario» que le han dado algunos de los concejales a sus donaciones. Habitualmente el destino principal de las aportaciones de los miembros de Ahora Madrid han sido a sus organizaciones matriz, tales como Podemos, Izquierda Unida, el Partido Comunista y otras formaciones similares. De hecho, en 2017 la formación de Pablo Iglesias llamó al orden a varios ediles de Ahora Madrid a los que reclamaban las aportaciones obligatorias a Podemos, lo que se tradujo en la desafiliación de los mismos a la formación morada al alegar que ya aportaban lo exigido en la carta financiera del partido instrumental con el que habían concurrido a las elecciones.

También llama la atención el mayor porcentaje dedicado a donaciones, que cuentan con exención fiscal, frente al «crowfunding», al que algunos ediles no han dedicado ni un sólo euro. En general, la reducción de las aportaciones de los concejales del agonizante Ahora Madrid han bajado más del 50% de media, con once ediles que han bajado sus donaciones por encima de esta media –un 100% en el caso de Pablo Soto que cuenta con exenciones–, mientras que el que menos ha reducido su aportación ha sido Javier Barbero, que sólo ha bajado un 17% de sus ya exiguas donaciones.

La mayor parte de cargos no aporta

Todos los cargos públicos nombrados por Ahora Madrid deben también cumplir la regla de los cuatro Salarios Mínimos Interprofesionales y donar el excedente. Sin embargo, la mitad de los que publica la página web de la formación no han aportado un sólo euro y han cobrado íntegros sus respectivos sueldos. Hay que tener en cuenta que la carta financiera establece que «se incrementará en un tercio del salario mínimo por cada descendiente a cargo y también se han establecido excepciones por situaciones especiales, debidamente justificadas».