Arrancan las obras en la línea 1 del Metro de Madrid, que durarán cuatro meses y medio

Se ofrecerán alternativas para cubrir el cierre de 23 estaciones de Metro que no prestarán servicio durante 133 días

Los viajeros tendrán alternativas en autobuses de la EMT para realizar los trayectos de Metro durante las obras
Los viajeros tendrán alternativas en autobuses de la EMT para realizar los trayectos de Metro durante las obras

Se ofrecen alternativas para cubrir el cierre de 23 estaciones de Metro que no prestarán servicio durante 133 días

Hoy han dado comienzo las obras de mejora de la línea 1 del Metro, tras haber sido retrasadas por los paros convocados por el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios.

Los trabajos implican el cierre de 23 estaciones de la línea, concretamente, todas las incluidas en el tramo entre Valdeacederas y Miguel Hernández –incluidas estas dos–.

Según ha informado el Gobierno regional, este cambio de planes en cuanto al inicio de las obras ha respondido a la necesidad de garantizar a los usuarios una alternativa de calidad, para tratar de reducir las molestias de los madrileños al máximo. «Es necesario asegurar el correcto funcionamiento de todos los medios de transporte y la intermodalidad entre ellos, de manera especial en Vallecas, donde el servicio de Cercanías es una de las alternativas con mayor demanda de usuarios», añade el Ejecutivo autonómico. Y eso, en tiempos de huelga, era imposible de ofrecer. Así –y tras superar la limitación de plazas de Cercanías durante los paros–, el Consorcio Regional de Transportes determinó ayer la nueva fecha para el comienzo del lavado de cara de la Línea 1 de Metro: el próximo día 3 de julio.

Se prevé que las obras duren 133 días. Es decir, que durante algo más de cuatro meses y medio las únicas estaciones de la Línea 1 que seguirán en funcionamiento serán las de los trayectos entre Pinar de Chamartín y Plaza de Castilla, al norte, y entre Sierra de Guadalupe y Valdecarros, al sur.

Esta mejora –para la que se trabajará 24 horas al día, los siete días de la semana– garantizará la seguridad de la línea de Metro más antigua de la capital, la que fue inaugurada por el rey Alfonso XIII en 1919.

Las obras consistirán, principalmente, en la consolidación del túnel y en la sustitución de la catenaria tranviaria por una más rígida y moderna. Y todo ello supondrá una inversión de la Comunidad de Madrid de casi 70 millones de euros: «La mayor inversión realizada en los últimos diez años para la renovación de una línea», según las palabras del Gobierno regional.

Con la intención de que el cierre parcial de la Línea 1 trastoque lo menos posible el día a día de los viajeros, la campaña informativa no sólo anuncia las obras, sino que facilitan también todos los datos sobre los servicios alternativos que, según ha afirmado el Gobierno de la Comunidad, «no tiene precedentes con respecto a otros cortes de servicio ocurridos en el pasado».

Además de los funcionarios, que informarán presencialmente en el interior y en el exterior de las estaciones, el cierre se anunciará en toda la red de megafonía, habrá expositores, cartelería y tablets y, por supuesto, toda la información estará disponible en los canales digitales de Metro (redes sociales, página web y aplicaciones móviles). Todo para que el cierre de una línea tan céntrica como ésta no pille a nadie por sorpresa.

Mientras duren las obras, el Consorcio Regional de Transportes ha previsto las siguientes alternativas de transporte público:

Servicios especiales de autobús:

S.E.1 Plaza de Castilla-Cuatro Caminos

S.E.2 Atocha Renfe- Sierra de Guadalupe

S.E.3 Conde de Casal-Sierra de Guadalupe

El servicio de estas líneas comenzará a las 6:00 y finalizará a la 1:30 h, con una frecuencia estimada entre los 3’5 y los 5 minutos.

Refuerzo de líneas de autobús de la EMT en el ámbito de la línea 1 de Metro:

10 Plaza de Cibeles-Palomeras

37 Cuatro Caminos-Puente de Vallecas

102 Atocha Renfe-Estación El Pozo

143 Manuel Becerra-Vallecas Villa

145 Conde de Casal-Ensanche de Vallecas

Mejora de frecuencia en las otras líneas de Metro: 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10.

También existen alternativas con las líneas de Cercanías que tienen conexión hasta Chamartín o Atocha (líneas C-1, C-2, C-3, C-4, C-5, C-7, C-8 y C-10).