MENÚ
sábado 17 agosto 2019
12:34
Actualizado

Lo que hay detrás de las fiestas de La Paloma

Conciertos, seguridad, limpieza y cortes de tráfico conforman un entramado que requiere de gran coordinación.

  • Chulapas y chulapos ambientan estos días las calles del distrito Centro durante las fiestas más castizas de la capital.
    Chulapas y chulapos ambientan estos días las calles del distrito Centro durante las fiestas más castizas de la capital. /

    Alberto R. Roldán

Tiempo de lectura 4 min.

14 de agosto de 2019. 15:05h

Comentada
J.S.  14/8/2019

Pese a no ser la patrona de la ciudad, la fama y devoción de los madrileños por La Virgen de La Paloma hace de esta festividad, junto a las de San Cayetano y San Lorenzo, una de las celebraciones que más participación de vecinos y visitantes genera.

Organizar estas fiestas requiere de un complejo entramado para que todo discurra de la mejor manera posible. Gestionado desde el Ayuntamiento, se coordinan desde las actuaciones hasta los servicios de limpieza, los puestos de refrescos o la gestión del corte de calles.

En cuanto a la limpieza, este año se ha puesto en marcha una prueba piloto en el distrito Centro, que a parte de concentrar la mayor parte de las celebraciones del mes de agosto soporta el resto del año una gran afluencia de público. Como afirmó el pasado lunes el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, Centro es uno de los distritos más afectados, entre otras razones, por el botellón, pintadas vandálicas y falta de civismo.

Así, Carabante dio a conocer que a través de los servicios de limpieza para estas celebraciones se ha diseñado un dispositivo especial en el que participan desde 20 personas y siete máquinas hasta 46 y trece máquinas, dependiendo del día y en función de la concentración de público, como es el caso de este fin de semana. El delegado de Medio Ambiente añadió que se han instalado hasta 50 sanitarios químicos.

Dentro de la prueba piloto de limpieza de este año, se está usando un nuevo sistema de bolsas transparentes de gran tamaño ancladas a mobiliario urbano, con el objeto de servir de depósitos de residuos y evitar que terminen en el suelo. Se han instalado más de 50 de estas bolsas, destacó Carabante.

Para evitar que las fiestas se conviertan en un problema de movilidad y seguridad se ha preparado un Plan de Movilidad desde el 14 al 18, que incluye cortes de tráfico y accesos restringidos. Los cortes, en general entre las 14:00 y 23:00, dependiendo de la calle y el día, afectarán a la Carrera de San Francisco, Humilladero, Cava Baja, Almendro, Costanilla de San Pedro, San Bruno, Águila, Calatrava, plaza de la Cebada y Puerta de Moros. Además, salvo residentes, la circulación estará restringida en las calles de Toledo, Bailén y Segovia.

Pero sin duda lo más agradecido de las fiestas es la parte de las actuaciones musicales, que para esta edición se han organizado en los dos principales escenarios habituales: Las Vistillas y la Plaza de La Paja. A estos hay que añadir las calles y otras plazas del distrito Centro en el que tendrán lugar las actuaciones y actividades organizadas por las asociaciones de vecinos y de comerciantes de la zona.

Las Vistillas han sido otra vez elegidas para los conciertos estelares, que contarán con la participación del cantaor José Mercé, la joven onubense Marta Soto, el grupo canario Efecto Pasillo, la polifacética Chenoa y el dúo barcelonés OBK. El escenario de la plaza de La Paja, aunque acoge las actividades más castizas, tiene también espacio para destacados conciertos, como el que ofrecerá el mítico grupo madrileño La Frontera.

Los actos religiosos en conmemoración de la festividad de la Virgen de La Paloma, que se celebran el día 15, tienen también una masiva participación. Se inician con una ofrenda floral, a la que sigue la Misa Solemne y la emotiva bajada del cuadro de La Virgen a cargo de los Bomberos del Ayuntamiento. Concluye con la procesión que recorre las principales calles del distrito.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs