Los trabajadores de Metro desconvocan la huelga indefinida

Los trabajadores de Metro de Madrid han decidido hoy desconvocar la huelga indefinida de paros parciales que iban a comenzar mañana en el suburbano a propuesta de los sindicatos, de la que se había desmarcado hace dos días el de Conductores, que es el mayoritario, tras ser votada por sus afiliados.

Cercar de un millar de trabajadores han participado hoy en las asambleas generales convocadas por la mañana y por la tarde, a la que estaban llamados todos los empleados.

En la asamblea de la mañana salió adelante por una docena de votos la propuesta de aplazar la huelga indefinida de paros parciales (convocada en principio para mañana) una semana, pero en la asamblea de por la tarde, mucho más numerosa (no cabía un alfiler en la cochera de Metro donde se han celebrado) la mayoría ha votado a mano alzada a favor de la desconvocatoria.

Los empleados han considerado la decisión de anular esta nueva convocatoria, tras los paros parciales llevados a cabo en los últimos meses, como "un gesto de buena voluntad"para entablar negociaciones como la empresa, según han indicado a Efe fuentes sindicales.

En concreto, un total de 527 profesionales de Metro han votado en las dos asambleas a favor de no llevar adelante los paros parciales, mientras que 258 se han pronunciado por aplazar hasta el día 23 los paros que iban a comenzar mañana.

"Es la posición más lógica y la que traían cinco de los seis sindicatos que tienen representación en el Comité de Empresa", ha dicho a Efe el secretario del Comité de Empresa, Ignacio Arribas, de CC OO, al término de la votación de la tarde.

"Esto supone -ha añadido- recoger el guante lanzado por la dirección de la empresa".

Metro ha planteado en una carta con fecha del 11 de enero pasado dirigida al Comité de Empresa que quiere retomar la negociación del nuevo convenio, pero "en un claro ambiente de normalidad y sin presiones de ningún tipo, siendo esta la mesa en la que se pueda avanzar en los diferentes temas pendientes".

"Vamos a aceptar la desconvocatoria, pero esperamos que estos sea para bien, es decir, que consigamos cerrar el conflicto, puesto que el esfuerzo que hemos realizado ha sido alto", ha señalado el secretario del Comité de Empresa.

Arribas ha recalcado que ha habido "bastantes compañeros"que "tenían ganas de continuar con la lucha, pero hay otra mucha gente que no".

"Como comprobemos que nos están engañando, iremos a movilizaciones mucho más contundentes de las que hemos hecho hasta ahora", ha dicho Arribas, para quien "es igual en qué foro se negocie".

Ha destacado que lo primero que debería hacer la empresa es responder al "incumplimiento del convenio anterior, al cierre de una veintena de vestíbulos y a la reducción de trenes", lo que supone, a juicio de los sindicatos, una "degradación"del servicio.

Por su parte, Metro de Madrid, según ha dicho a Efe un portavoz de la empresa, ha valorado "positivamente"la desconvocatoria de los paros y ha añadido que en las "próximas horas"la dirección de la empresa se pondrá en contacto con los sindicatos para comenzar las reuniones para negociar el convenio de 2013.