Actualidad

Martínez-Almeida: "Es difícil pactar con el PSOE si su adversario es la derecha y no Bildu"

Hoy cumple cien días al frente de la alcaldía de la capital y pone como ejemplo para La Moncloa su pacto con Cs y Vox. Cree que el PP está llamado a unir a la derecha y por eso apela a un «discurso amplio»

Hoy cumple cien días al frente de la alcaldía de la capital y pone como ejemplo para La Moncloa su pacto con Cs y Vox. Cree que el PP está llamado a unir a la derecha y por eso apela a un «discurso amplio».

Publicidad

José Luis Martínez-Almeida cumple cien días al frente del Ayuntamiento de Madrid y dice que su gobierno de coalición con Cs ha alcanzado ya velocidad de crucero después de revertir algunas medidas del antiguo Gobierno de Manuela Carmena que, asegura, «actuaba a golpe de capricho e improvisación».

Va a la mayoría de los actos oficiales en moto. «Es mi momento de respiro porque no miro el móvil» (dice que recibe del orden de 500 mensajes diarios). El único «problema» que encuentra un «colchonero» acérrimo como Martínez-Almeida es que cuando se asoma por la ventana de su despacho tiene vistas a La Cibeles, cuando lo que querría ver, en realidad, es la fuente de Neptuno. Pero «¡es lo que hay!», dice divertido antes de atender a las preguntas de LA RAZÓN.

A las puertas de unas nuevas elecciones, ¿el PP tiene que cambiar su discurso después de los malos resultados que ha cosechado en los últimos comicios? ¿Debe ser más de centro?

Lo que tiene que tener es el discurso de siempre, muy centrado en los españoles y lo suficientemente amplio como para poder aunar posiciones ideológicas que, siendo diferentes, comparten principios muy sustanciales. Ésas van a ser las coordenadas sobre las que nos vamos a mover: la amplitud sobre unos principios firmes.

Publicidad

Lo que hemos constatado es que desde abril hemos tenido un presidente del Gobierno que no tenía ninguna intención de llegar a un acuerdo. Es grotesco decir que el 95% de los españoles no podría dormir si gobernara con Podemos. Que se lo pregunte en todas aquellas comunidades autónomas que ya está gobernando con Podemos. Lo que es grotesco también es gobernar con Bildu en Navarra y, sobre todo, estos cuatro meses de pantomima perdidos. Los ciudadanos se lo van a hacer pagar en las urnas a Sánchez y valorarán lo que ha hecho el PP.

¿Cómo cree que va a ser la campaña del PP?

Publicidad

Muy pegada a los problemas de los españoles. Básicamente estamos en un escenario de desaceleración precrisis y ahora tenemos la capacidad de unir a todo aquel que esté a la derecha del PSOE. Esa es nuestra virtud, la de tener un discurso capaz de agrupar al mayor número de votantes posibles. Los españoles no pueden esperar más a que Pedro Sánchez vea colmadas sus ambiciones personales.

¿España Suma tiene futuro o cree que puede diluir las siglas del partido?

La premisa de la que tenemos que partir es que España Suma no es fruto de un capricho. Lo importante no es tanto el instrumento como la reflexión previa que es que dividir el voto del centro derecha lo único que genera es que Pedro Sánchez pueda seguir en La Moncloa. Es una apelación al único partido que es capaz de aunar políticas de centro derecha liberales eficaces frente a la izquierda. El único partido capaz de tener esa amplitud es el PP.

¿Apoyaría una coalición PP-PSOE si los números dan?

El PSOE ha dicho que su adversario no es Bildu, sino la derecha. Cuando uno asegura esto, tal y como hizo la vicepresidenta Carmen Calvo a una pregunta que se le formuló, es muy difícil pactar con el PSOE. Hay un problema en el PSOE. Por supuesto que sería razonable en una democracia consolidada y madura, como es la española, que los dos principales partidos nacionales llegaran a acuerdos. Es casi una obligación que debamos llegar a pactos de Estado. Es lo que nos está reclamando la gente en la calle. Casado ha planteado diez pactos de Estado a los que el PSOE ha dado una negativa o ha guardado silencio. Mi adversario no es el PSOE, sino los que quieren destruir el orden constitucional y son los mismos que pactan con el PSOE de Navarra que tienen la desfachatez de decir que no ven conveniente que el Rey pueda asistir a Navarra.

Si después de las elecciones de noviembre volvemos a un escenario similar al que tenemos, ¿sería partidario de que el PP se abstuviera para formar gobierno?

Publicidad

Quien gana las elecciones es el que debería asumir la responsabilidad de formar gobierno, que es lo que Pedro Sánchez tiene que hacer. Sánchez es como ese niño caprichoso que tiene la pelota y decide que se la lleva del recreo porque no le hacen caso. Debe poner la pelota en movimiento. Nosotros le ofrecimos diez pactos de Estado, que se pronuncie sobre ellos. Qué casualidad que los años de mayor inestabilidad en el Gobierno de España coinciden con la aparición de Pedro Sánchez. No es casualidad es causalidad. Pedro Sánchez es inestabilidad para España.

¿Cree que Aznar y Rajoy deberían participar en la campaña electoral que se nos avecina?

Creo que no podemos ignorar de dónde venimos y las políticas que hemos hecho con los diferentes presidentes que hemos tenido, ni que cuando el PSOE ha dejado esto como un solar, como un erial, ha sido el PP quien ha asumido la responsabilidad de sacar adelante a España. Más allá de personalizar si tienen que intervenir unos u otros, lo que tenemos que decir a los españoles es que estamos para dar soluciones a los problemas que tienen y eso es gracias a la trayectoria y las políticas del PP.

¿Qué soluciones propondría para un desbloqueo político ante situaciones como la que hemos vivido?

Lo que los españoles nos están pidiendo es un ejercicio de responsabilidad. Y ahí me remito a lo que ha hecho el PP en la conformación de gobiernos autonómicos y municipales. ¿Si no fuera por el PP, habría gobiernos de centro-derecha? ¿Si no fuera por el papel de mediación del PP entre Vox y Cs, se hubiera conformado un Gobierno en la Comunidad de Madrid o en el Ayuntamiento? Tengo la seguridad de que no.

El discurso de Vox sobre la violencia de género, ¿resta al PP tras los pactos que se han formado?

A nosotros no nos resta. Tenemos muy claro cuál va a ser nuestra política derivada del Pacto de Estado y estamos haciendo un plan de violencia intrafamiliar en la ciudad de Madrid. Son compatibles la lucha contra la violencia de género y la intrafamiliar y todas las violencias.

¿Cree que le puede afectar a su relación con Ciudadanos, ahora que son socios de gobierno, la campaña electoral en la que estamos a punto de embarcarnos?

No, en absoluto.

¿Qué sorpresas se ha encontrado en el cajón de Carmena cuando ha llegado a la Alcaldía?

Proyectos estrambóticos, como el del buda de 35 metros, responden a lo que pasaba en este ayuntamiento: se actuaba a golpe de capricho e improvisación. La ocurrencia más brillante que tuvo Carmena en sus cien primeros días es que hubiera cooperativas de madres limpiando colegios. Aparte de eso, la situación en Hacienda era una gran mentira. Han incumplido o pretendían incumplir la regla de gasto en más de 400 millones, era mentira que no se pudiera solventar el problema de la limpieza en Madrid y que no se pudiera contratar a más gente pero, desde luego, la gran diferencia entre el Gobierno de Carmena y el de Almeida es que hay un gobierno aun habiendo dos partidos.

Carmena quiso poner el buda. ¿Y Vd., qué proyecto querría que se llevase a cabo en su mandato?

Hay tres grandes proyectos que tenemos que ejecutar: los ayuntamientos tenemos que devolver los impuestos en forma de prestación de servicios públicos. Hay competencias municipales que son básicas que son limpieza, zonas verdes, movilidad en la ciudad...Todo eso hay que gestionarlo y para eso hay que tener los pies en la tierra. El segundo es la transformación digital del Ayuntamiento, que es imprescindible porque va a suponer un cambio en la mentalidad de la Administración. Por último, es imprescindible la generación de una marca de Madrid en el ámbito internacional. Hay que hacer un esfuerzo con la Comunidad y eso es lo que nos situaría en la liga que ya estamos: la de las grandes ciudades del mundo.

¿La peatonalización de la Puerta del Sol va a ser la única que acometa?

No. Se están estudiando los 21 distritos de Madrid porque la mayoría de ellos, los que están fuera de la M30, antes eran municipios independientes de Madrid que se anexionaron hacia mitad del siglo pasado donde todavía quedan zonas de casco histórico y es posible acometer este tipo de actuaciones que van a mejorar la calidad de vida.

¿Cuándo bajará los impuestos?

Estamos trabajando en los presupuestos del próximo año para iniciar esa revolución fiscal. En el año 2020 los madrileños van a empezar a notar que van a pagar menos impuestos. Estamos viendo cuál es la situación tributaria del Ayuntamiento.