Política

PP y PSOE rechazan que se facilite el acceso a las tesis y trabajos de máster

La Cámara quiere consejos de integridad en las universidades y revocar los títulos fraudulentos.

Mientras que en la Asamblea de Vallecas Ciudadanos animaba a los parlamentarios a buscar soluciones para que no hubiera más «casos Cifuentes», la ex presidenta regional publicaba en las redes sociales una fotografía en la que aparecía «celebrando» una nueva etapa. En la imagen también exhibe su carné de miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.
Mientras que en la Asamblea de Vallecas Ciudadanos animaba a los parlamentarios a buscar soluciones para que no hubiera más «casos Cifuentes», la ex presidenta regional publicaba en las redes sociales una fotografía en la que aparecía «celebrando» una nueva etapa. En la imagen también exhibe su carné de miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

La Cámara quiere consejos de integridad en las universidades y revocar los títulos fraudulentos.

El máster de Cristina Cifuentes, el de Carmen Montón, la tesis de Pedro Sánchez y toda la trayectoria académica de Pablo Casado salió a relucir ayer en la Asamblea madrileña durante el pleno monográfico que se celebró para hablar de universidad. Se trataba de buscar soluciones al «desprestigio» de la institución madrileña por los escándalos recientes que, a juicio de Ciudadanos, el impulsor de la iniciativa, constatan que «la universidad está enferma». Y se habló largo y tendido sin que acudieran los rectores de las seis universidades públicas madrileñas, los principales afectados, porque «estamos cansados e indignados del uso político que se está haciendo de la universidad», comentaba a LA RAZÓN el rector de la Complutense, Carlos Andradas.

Ciudadanos trasladó a la Asamblea de Vallecas las mismas medidas para reformar la universidad que la formación naranja presentó antes del verano a nivel nacional y que fueron anunciadas por Albert Rivera en el Congreso de los Diputados.

Una de las propuestas que planteó y que fue rechazada por PP y PSOE fue precisamente que se pueda disponer de los trabajos fin de grado y los de fin de máster, –oficiales y no oficiales–, y también de las tesis, tanto en formato digital como impreso para su consulta. El portavoz de la formación naranja, Ignacio Aguado, justificó la medida basándose, sobre todo, en el caso de Pedro Sánchez, que «lleva meses escondiendo su tesis, un pastiche de informaciones y publicaciones de otras personas». Y es que aunque las tesis se pueden consultar en Teseo, la base de datos del Ministerio de Educación de las tesis doctorales que se realizan en las universidades españolas, la formación naranja cree que nadie comprueba que se pueda acceder y no siempre se puede consultar la totalidad del documento con facilidad. El PP también se opuso a la posibilidad de revocar un título universitario que se haya obtenido de manera fraudulenta, una medida propuesta por el PSOE que salió adelante al ser respaldada por Podemos y por Ciudadanos. En realidad, el procedimiento administrativo ya existe, porque todo acto administrativo se puede revocar. De hecho, los expertos aseguran que es relativamente frecuente hacerlo en los casos de doctorado de plagios evidentes, pero ayer el PSOE lo que pedía expresamente es que «la Universidad Rey Juan Carlos se lo planteara en los másteres “raros” del Instituto de Derecho Público, es decir, que aplique lo que permite la ley, pero antes lo debe activar la universidad y elevar la petición a la Comunidad y al Ministerio de Educación, porque directamente no se puede hacer », manifestó Juanjo Moreno, portavoz del PSOE en la Asamblea madrileña.

En lo que hubo coincidencia entre PP y Ciudadanos es en la propuesta de crear un consejo de transparencia e integridad en cada una de las universidades públicas madrileñas que tenga independencia orgánica y funcional. Así, tal y como proponía Ciudadanos, su función principal sería la de «velar por el cumplimiento de la normativa que existe» en materia de transparencia e integridad y, en particular, del código ético por parte de todos los miembros de la comunidad universitaria. También salió adelante la puesta en marcha de una estrategia antiplagio.

La invitación del portavoz de Ciudadanos a elaborar un Plan para que no haya más casos Cifuentes acabó con cruce de acusaciones entre los distintos grupos. El consejero de Educación, Rafael Van Grieken, acusó a la oposición de utilizar la universidad para «alimentar su granero de votos» y hasta acabó exhibiendo su tesis doctoral en la tribuna. Lo mismo que el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Enrique Ossorio, quien culpó al resto de partidos del «circo mediático» que habían montado. Podemos culpó al PP de «parasitar» la universidad Rey Juan Carlos desde su fundación y el PSOE criticó a los populares por su «falta de estrategia y visión del sistema».

Mientras, los rectores piensan que casi todas las propuestas que plantea Cs, el promotor del pleno monográfico, «ya se vienen aplicando desde hace tiempo».