Política

¿Regularizar a los manteros para acabar con el «top manta»?

El Ayuntamiento lanza la pelota al Ejecutivo central: si se legaliza su situación, dejarán de vender.

El Ayuntamiento lanza la pelota al Ejecutivo central: si se legaliza su situación, dejarán de vender.

Sin planes municipales para afrontar el problema del «top manta». Ésa sería la principal lectura de la comparecencia ayer de Jorge García Castaño, delegado de Economía y Hacienda, en la Comisión del Ayuntamiento. O, al menos, las soluciones que plantea el Consistorio son irrealizables al carecer de competencias: acabar con la irregularidad de los «manteros», para lo que demandan «una convocatoria urgente» que tendría como destinatario al Gobierno central. Así, el equipo de Carmena desvía al Ejecutivo de Pedro Sánchez la resolución de un conflicto que parece cronificado en nuestra ciudad. En palabras de García Castaño, es esta irregularidad administrativa la que les lleva a ejercer una «economía informal».

García Castaño ha respondido así a la pregunta del concejal del PP Íñigo Hernández de Luna sobre la situación de estos vendederores ambulantes. Algo que ya se daba en la ciudad con el anterior equipo municipal, pero que, según los «populares», se ha agravado desde la llegada de Ahora Madrid al Consistorio. Entre otros datos, Hernández de Luna recordó que los comercios están perdiendo entre un 20 y un 25% de ingresos, según los datos de empresas como Acotex o Apreca. De hecho, ésta última cifró en un millón de euros las pérdidas que están sufriendo al año.

«El Ayuntamiento, en vez de asumir su responsabilidad municipal, despeja el balón y dice que regularizando a los ''manteros'', algo que trasciende sus competencias, ya no se dedicarán a la venta ambulante. No está contrastado que sea así. Se trata de un negocio lucrativo, no sólo para las mafias que están detrás, sino para los que trabajan con ellas», explica a LA RAZÓN Hernández de Luna. En opinión del concejal del PP, el Consistorio se escuda en su filosofía «populista» del «papeles para todos y quitar las fronteras», algo «insostenible y demagógico».

Durante su comparecencia, recordó que las intervenciones policiales en venta ambulante ilegal durante los primeros seis meses de 2018 bajaron de 5.847 a 3.742 respecto a 2017, en torno a un 36% menos. Para García Castaño, por su parte, el «top manta» en Gran Vía supone un «porcentaje residual» dentro del «problema de las falsificaciones en España».