Política

Tania Sánchez se encargará de la convergencia con los de Pablo Iglesias

La Razón
La RazónLa Razón

El «tic tac» que hizo famoso hace unos días a Pablo Iglesias debe estar retumbando dentro de la cabeza de Tania Sánchez. Tras abandonar IUCM y formar un grupo de unidad popular bajo el lema «vamos hasta el final», la ex candidata de IU se dedica ahora a tantear el terreno con el objetivo de unir fuerzas políticas y continuar así su carrera.

Sin tiempo para poder formar un partido político, organizó ayer un acto en el hotel VP de Madrid al que convocó a sus seguidores para avanzar en el proyecto de «unidad popular» que aún no tiene fórmula jurídica de cara a las próximas elecciones autonómicas.

La reunión de ayer se quedó en una primera toma de contacto entre Sánchez y su equipo y consistió en un encuentro a puerta cerrada durante algo más de una hora y en una comparecencia ante la Prensa. La ex concejal de Rivas aseguró estar «muy contenta porque ha tenido muy buena respuesta y nos da pie a poder organizar a la ciudanía que lleva tiempo pidiendo un gupo así». Sánchez avanzó que su iniciativa no tendrá órganos «porque no es momento de partidos», tras lo que no descartó ser la cabeza visible de esta nueva plataforma, siempre y cuando los militantes así lo quieran: «Yo estaré la primera o la última de una lista elegida por la gente que participe en el proceso, no tengo ningún problema», aseguró. En un claro ofrecimiento a liderar la plataforma de izquierdas que la ex diputada quiere formar en Madrid, Sánchez no sólo se postuló a integrar la lista electoral, sino que además explicó que ella misma se encargará de dialogar con otras fuerzas políticas para aglutinarlas en una candidatura de unidad popular en la Comunidad de Madrid. Así, en la reunión de ayer acordaron crear un equipo «promotor» en el que estarán once personas, divididas en tres grupos según las tareas a realizar: Diálogo, de la que formará parte Sánchez; Organización y Comunicación.

De Embajadores a la Milla de Oro

La reunión de Tania Sánchez y sus seguidores de la llamada «unidad popular» se iba a celebrar en un principio en el Instituto de Secundaria Cervantes, en Embajadores. Sin embargo, según explicaron en un comunicado, debido al exceso de aforo, los organizadores decidieron trasladar la cita a un hotel de la calle General Díaz Porlier.