Un joven en silla de ruedas cae del AVE y pasa una hora en la vía con varios huesos rotos

El afectado por la distrofia muscular de Duchenne bajaba por una rampa móvil cuando el tren arrancó

Martín y su hermano se fotografiaron en el AVE camino de cumplir un sueño que, de momento, tendrá que esperar
Martín y su hermano se fotografiaron en el AVE camino de cumplir un sueño que, de momento, tendrá que esperar

Martín viajaba de Alicante a Madrid para cumplir el sueño de tocar el piano en el Auditorio Nacional. Cuando bajaba del AVE todo se truncó y acabó en el hospital, donde tuvo que ser operado de urgencia.

La enfermedad de Duchenne es un desorden progresivo del músculo que causa la pérdida de su función y los afectados acaban perdiendo totalmente su independencia. La debilidad muscular progresiva lleva a problemas médicos graves. Como ejemplo, los niños necesitan silla de ruedas alrededor de los 12 años y la expectativa de vida promedio es de 30.

Martín es uno de los aproximadamente 4.000 afectados en España. A sus 26 años, depende de una silla de ruedas para desplazarse, pero eso no ha evitado que pueda dedicarse a su pasión, la música. Martín toca el piano y le llegó la oportunidad de cumplir su sueño y tocar en el Auditorio Nacional. Por ello, el pasado martes se subió en el AVE en Alicante con dirección a Madrid.

Pero al llegar a la capital, el sueño se tornó en pesadilla por una negligencia totalmente evitable. Para bajar del tren, Martín necesitaba la colocación de una rampa para poder salvar los escalones y descender sin problemas. Acompañado por su hermano y su madre, solicitaron a los trabajadores de ATENDO que colocaran la rampa móvil. Cuando comenzó a descender del AVE, sonó el pito que indica que se van a cerrar las puertas y que el convoy va a iniciar la marcha. En pocos segundos y antes de que Martín lograra llegar al andén, las puertas se cerraron. La rampa bloqueó el cierre pero el tren comenzó a andar y Martín cayó a las vías del tren con su silla de ruedas. La rampa también cayó sobre él. Martín tenía el fémur y el húmero rotos y a pesar de ello, tuvo que esperar inmóvil durante una hora hasta que los servicios de emergencias le atendieron. Mientras Martín esperaba dolorido a ser atendido, los operarios de RENFE se guardaron muy mucho de que nadie sacara fotos ni grabara la escena.

Su hermano, que empujaba la silla de ruedas por la rampa también cayó sobre la vía y sufrió contusiones en varias partes del cuerpo.

Martín fue trasladado a la Fundación Jiménez Díaz, donde tuvo que ser operado de urgencia con un protocolo de cuidado específico para evitar complicaciones derivadas de la enfermedad.

La presidenta de la asociación Duchenne Parent Project España, Silvia Ávila fue a visitar a Martín y reclamó que “este hecho tan grave no se repita y que desde el AVE tomen las medidas oportunas para evitar que vuelva a suceder”. “Martín es un chico lleno de vitalidad y optimismo, con sueños por cumplir. Esta grave negligencia ha impedido que pudiera tocar en el Auditorio Nacional, motivo por el que se trasladaba con su familia a Madrid”

“Los afectados por Duchenne van perdiendo de forma progresiva la fuerza en los músculos, sin embargo Martín, todavía guarda y esperamos que por mucho tiempo energía suficiente para seguir tocando el piano” continúa Ávila. “Sólo queremos que este accidente no impida que Martín cumpla su sueño en un futuro. Desde la Asociación nos hemos puesto a disposición de la familia desde el primer momento y así continuamos. Exigimos que se realice la investigación pertinente, depurándose las responsabilidades que sean necesarias y que ninguna familia tenga que volver a pasar por este horrible trance”

De momento, RENFE ha contactado con la familia para aclarar lo sucedido y ha abierto una investigación para tratar de determinar que fue lo que ocurrió.